Doscientas familias de pobladores rurales mejoraron sus viviendas

Economía junio 4, 2017 12:02 pm

En los departamentos de Santa Rosa y La Paz, a través del Programa Emergencia Pluvial-Mejor Vivir,  se realizaron las intervenciones sobre viviendas ya existentes, de acuerdo con las necesidades de cada familia beneficiaria.

El Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) , a través del Departamento de Hábitat, desarrolló y ejecutó 200 intervenciones en el este provincial. Se trata de 100 mejoramientos en el departamento de La Paz y otros 100 en Santa Rosa.

“Las obras se iniciaron en enero de 2015 y se ejecutaron de forma dispersa, algunas en las villas cabeceras de los departamentos y otras en zonas desérticas, de difícil acceso, como Arroyito o El Forzudo, y también en el portal de la provincia, como es Desaguadero”, detalló el presidente del IPV, Damián Salamone.

Las intervenciones se realizaron sobre viviendas ya existentes, de acuerdo con las necesidades de completamiento o mejora de cada familia beneficiaria. Consisten en la construcción de tres tipologías diferentes: un salón con una superficie cubierta de 22,08 m2 (T3B), dos dormitorios con una superficie cubierta de 22,08 m2 (T3A) y, por último, un baño con lavadero con una superficie cubierta de 6,60 m2 (T1).

De las 100 intervenciones en Santa Rosa, 64 corresponden a la tipología T3B (salón), 15 a la tipología T3A (dos dormitorios) y 21 a la tipología T1 (baño con lavadero).

En La Paz se realizaron otras 100 intervenciones, de las cuales 38 corresponden a un salón, 29 a dos dormitorios y 33 a baño con lavadero. En grupos familiares muy vulnerables, se ha justificado la ejecución de dobles intervenciones: salón y baño o dos dormitorios y baño.

Las obras que se realizan a través de este programa tienen financiamiento de la Nación y la función de ampliar las viviendas en su mayoría precarias, buscando disminuir el hacinamiento y mejorar la condición sanitaria. “Lo que se trata es de lograr un consenso entre el equipo técnico, el social y los beneficiarios, respetando lo que cada familia opine sobre la intervención que se realizará”, concluyó Salamone.

Las unidades ejecutadas se realizaron con mampostería en ladrillón, revocada en ambas caras, y estructura de hormigón armado sobre zapata corrida. El techo es de rollizos y machimbre con aislaciones térmica e hidrófuga.Además, veredín perimetral, ventanas de aluminio, puertas exteriores de chapa inyectada e interiores tipo placa. Pisos cerámicos e instalación eléctricas con sus correspondientes protecciones y pintura completa.

En los casos de baño y lavadero, se realizó la instalación de agua fría y caliente, pozo absorbente y tanque de reserva de agua. Piso y revestimiento cerámicos, artefactos sanitarios y grifería completa, y la instalación eléctrica con sus correspondientes protecciones.