Ambiente verifica saneamiento luego de un derrame

Ambiente agosto 5, 2017 12:59 pm

La Dirección de Protección Ambiental realizó inspecciones en el sur de la provincia y verificó el correcto saneamiento del derrame producido el 22 de junio en el pozo CAM-17 de Cañadón Amarillo.

La Directora de Protección Ambiental, Miriam Skalany, junto a inspectores del área, recorrió los yacimientos del sur de Malargue, entre ellos el de Chachahuen, Cañadón Amarillo, Desfiladero Bayo y Chihuido de la Salina.

Las visitas se concentraron en realizar los análisis de la situación ambiental de estos yacimientos recorriendo fundamentalmente, los repositorios, sitios donde se depositan los residuos peligrosos y las tierras empetroladas para darle tratamiento y disposición final.

Skalany declaró: “Mantuvimos reuniones con las autoridades de la empresa YPF, concesionaria de la explotación de estos yacimientos, quienes presentaron ante la Dirección de Protección Ambiental el plan de inversiones a realizar en el área de Chachahuen, donde se espera un desarrollo de 140 pozos nuevos de perforación para el período 2017 – 2018.”

Además, la visita tuvo el objeto de verificar el estado de saneamiento y remediación del sitio donde, en el mes de junio, se produjo el incidente en Cañadón Amarillo en el pozo CAM-17 debido al desborde de un tanque elevado, lo que produjo un impacto sobre la flora y sobre el suelo del área circundante.

En este caso las autoridades verificaron el cumplimiento de lo requerido a través de la resolución de emplazamiento y descargo número 697, en la cual también se le requiere a la empresa un plan de saneamiento y de remediación del área afectada y la posterior resolución de aplicación de la multa y aceptación del plan de remediación número 766.

El personal recorrió el área afectada, de aproximadamente 5000 m2. “Comprobamos que el suelo afectado fue removido, no habiendo vestigios visibles de restos de hidrocarburos. Luego se comprobó la disposición de estas tierras para ser tratadas en el repositorio del área. También verificamos el plan de remediación sobre la flora afectada, ya que por el efecto espray que se produjo como consecuencia del viento Zonda, se impregnaron de hidrocarburo plantas colindantes a la batería.”

En este caso, se comprobó que el plan de remediación se estaba llevando a cabo habiéndose realizado la poda de aquellos ejemplares de gran tamaño y el lavado con el uso de tensioactivos y agua a presión de las plantas de menor tamaño. Asimismo, se verificó que el suelo afectado alrededor de las plantas fue también levantado para ser posteriormente tratado.

“Se podría decir que el estado de avance del saneamiento de suelo es del 100% mientras que todavía está en marcha el proceso de remediación de la flora afectada alcanzando alrededor de un 80%. Concluido el trabajo, la empresa presentará un informe final de tareas que será evaluado por la Dirección de Protección Ambiental para proceder a la liberación o no del sitio.”, concluyó Skalany.

La empresa presentó también a las autoridades la recuperación terciaria que se viene llevando a cabo en el yacimiento de Desfiladero Bayo, que consiste en la inyección de polímeros para provocar el arrastre de hidrocarburos presentes en la formación.

Esta es una experiencia piloto que se está llevando a cabo en el área y en caso de ser exitosa. podría prolongar la vida del yacimiento por unos 15 años, que permita una producción constante.