Comenzó la reforestación en torno a las rutas del Este mendocino

Economía junio 4, 2017 8:18 am

Vialidad Provincial es una de las piezas que conforman el Programa de Forestación de Zonas Áridas ideado por Edeste. La acción apunta a poblar con ejemplares los sectores del secano donde se producen desmontes para la instalación de tendidos monofilares y a generar una nueva conciencia de mantenimiento y cuidado del arbolado.

La iniciativa comprende a los departamentos Lavalle, San Martín, Junín, Santa Rosa, La Paz, San Rafael y General Alvear y está siendo desarrollada por un conjunto de entidades que son referentes del cuidado ambiental, de la distribución eléctrica en la franja Este-Sur de la Provincia, además de municipios y la Dirección Provincial de Vialidad.
 
Por un lado, la tarea tiene un brazo que es parte de la responsabilidad social empresaria que tales entidades generan devolviendo al medio ambiente nuevos ejemplares para compensar el trabajo de desmonte necesario para la instalación de las líneas eléctricas monofilares que recorren una gran porción de la zona del secano mendocino. Por otro lado, el programa se ha convertido en una usina de concientización para ampliar la cultura del cuidado y la protección del arbolado a través del vínculo con diversos parajes, clubes, entidades de bien público, espacios recreativos y escuelas, a los cuales se les entregan los ejemplares, los fertilizantes y agroquímicos, semillas, y la información necesaria para generar plantaciones perdurables.
 
En este esquema, se ha tornado decisiva la participación de Vialidad Provincial, que tiene a su cargo más de 3.500 kilómetros de rutas y caminos a su cargo en el Este de Mendoza. Sobre esa estructura ha comenzado el despliegue del programa en distintos tramos de la Ruta Provincial 60, en el vínculo con la Ruta Provincial 71, y desde la localidad de Nuevo Mundo, en Rivadavia, hasta Phillips, en Junín. En ese mismo departamento, el plan se está ejecutando desde la localidad de Los Barriales en dirección Oeste.
 
“Estamos participando del programa con una enorme satisfacción, porque es una labor conjunta que implica generar nuevos espacios que sumarán calidad de vida. Es un plan que, entre otros objetivos, comprende la posibilidad de contar con pequeños bosques ubicados en los márgenes de las rutas nacionales y provinciales. Esto otorga una nueva perspectiva a la red vial que administramos”, subrayó Oscar Sandes, administrador del organismo vial.
 
El programa tiene como objetivo plantar 60.000 nuevos árboles en el secano antes de finalizado el año 2020. Teniendo en cuenta las condiciones de esa vasta superficie, se están empleando especies autóctonas con alta resistencia a la sequía y la salinidad del suelo.