Continúa la campaña de vacunación bovina y caprina

Economía abril 18, 2017 5:16 pm

Durante 15 días más se inoculará cabras de la zona Sur. La acción sanitaria para ganado bovino continuará hasta fines de mayo.

La Dirección de Ganadería de la provincia junto a la Comisión Provincial de Sanidad Animal Mendoza (Coprosamen) realizan hasta fin de mes la campaña de vacunación contra la brucelosis caprina, mientras que la inmunización antiaftosa y antibrucélica bovina la llevarán a cabo hasta fines de mayo.

Desde febrero, cuando comenzó el plan de sanidad ganadero, se inocularon unas 300 mil vacas, de una población estimada de 500 mil cabezas.

Desde la repartición dependiente del Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía destacaron el interés del sector productivo que se tradujo en una campaña ágil, con más del 70% de la población bovina inoculada.

En cambio, la acción sanitaria caprina tuvo un rendimiento por debajo de la media esperada. Hasta el momento, de una población estimada en 150 mil cabezas de ganado, sólo se han vacunado unas 60 mil cabras, es decir el 40% de los animales.

El plan preventivo contra la fiebre aftosa es una de las principales estrategias para prevenir el reingreso de la enfermedad a la Argentina. Es utilizada para cortar la circulación viral y mantener al ganado con inmunidad sólida y persistente. Si bien la fiebre aftosa no es una zoonosis (es decir que no afecta al hombre), se trata de una enfermedad de alto impacto económico y su ingreso en el país significaría el cierre de los mercados más importantes del mundo a las carnes argentinas.

La brucelosis caprina es una enfermedad producida por una bacteria que infecta a los animales a través de la ingestión de alimentos y aguas contaminadas. Puede afectar a la mayoría de las especies domésticas y al hombre, en quien la infección es considerada la más patógena e invasora. En el caso del ser humano, la transmisión se produce por contacto directo o indirecto por consumo de leche cruda de cabra o queso fresco contaminado.

Los productores que aún no hayan vacunado su ganado podrán asesorarse en las delegaciones más cercanas de la Dirección de Ganadería o en la Coprosamen, o bien consultar con el médico veterinario de la zona. Vale recordar que la dosis antibrucelica es gratuita mientras que la antiaftosa tiene un costo de $44.