Daniel Raimondi: “Mendoza resume a escala la potencialidad de Argentina”

Economía mayo 3, 2016 9:09 am

Daniel Raimondi, de la Cancillería Argentina, participó en nuestra provincia en las Jornadas Estratégicas de ProMendoza. Detalló las nuevas metas en comercio exterior, las ventajas comparativas de nuestro país como la calidad del recurso humano y el enfoque hacia una política exterior federal en lo referido a lo comercial.

El embajador y subsecretario de Integración Económica Americana y Mercosur, Daniel Raimondi, sintetizó en las Jornadas Estratégicas de ProMendoza, cómo se está rediseñando la política comercial exterior, desde los clásicos “socios” del Mercosur hasta los nuevos mercados a abordar.

¿Qué le interesa al mundo que tiene Argentina?

Las oportunidades de inversiones. Argentina tiene una dotación de recursos naturales extraordinarios, desarrollo potencial en energía, alimentos, conocimiento y un recurso humano capacitado que se destaca por su desempeño. Nuestra mano de obra es mucho más competente que la de otros países de similares características y el mundo lo valora.

También está la sensación de que Argentina ha vuelto a formar parte de la comunidad internacional en forma plena. De ahí, se abren grandes oportunidades de negocios y de inversiones, tanto a nivel nacional como en las economías regionales.

Mendoza es una provincia que resume a escala lo que es Argentina. Tiene mucho potencial, producción diversificada –agrícola, alimentos, metalmecánica, industrias de alta tecnología y de conocimientos– y está orientada a buscar mercados en el exterior.

Así como hablamos de fortalezas, no podemos dejar de mencionar las debilidades, para superarlas.

Tenemos mucho que hacer en infraestructura, logística y simplificar las operatorias de comercio exterior, en trámites y financiamiento. Esto último es cómo generar recursos para las pymes de modo que cuenten con el capital para competir frente a otras pequeñas y medianas empresas de otras partes del mundo.

¿Cómo piensan generar recursos para las pymes?

Con la resolución del default, dejar atrás toda la problemática de los holdouts, la atracción de inversiones y el hecho de que la Argentina vuelve a tener acceso al mercado del crédito, se van a volver a generar herramientas de financiamiento a través de bancos estatales o privados, que facilitarán las operatorias.

A la vez, vamos a salir a vender a Argentina para atraer inversiones. Es muy importante promocionar a la Argentina como destino atractivo para las inversiones y el desarrollo de emprendimientos productivos rentables.

Entre ambas opciones, ¿qué prioriza el Gobierno nacional?

Son complementarias. Lo que prioriza el Gobierno nacional es la generación de empleo, mejorar las condiciones de trabajo y las oportunidades laborales.

Y el turismo, ¿cómo se inserta en este nuevo esquema de la economía?

Ha dado mucho en el pasado, pero puede dar mucho más. Tiene que ser destino de inversiones nuevas y generar muchos puestos de trabajo. El presidente ha lanzado un plan para el desarrollo de la industria turística y se espera generar cientos de miles de empleos hasta el 2020.

Hay un cambio drástico y una normalización de nuestra economía, con reglas más claras y previsibles. Y eso es lo que va a redundar en que el turismo y todos los sectores tengan un buen clima de negocios.

En este momento tenemos la suerte de ser observados por el resto del mundo. A los lugares donde vamos, nos preguntan por Argentina. Además, las visitas que hemos tenido últimamente, como los presidentes de Estados Unidos y Francia, el primer ministro de Italia y otras autoridades, ponen en foco a la Argentina. Entonces la gente se interesa y hasta inclusive hace que descubran un destino que hasta el momento no tenían presente. Avizoro un gran cambio en el turismo también.

¿Cuáles son los ejes actuales en materia de comercio exterior?

Encarar las relaciones con el resto del mundo de forma pragmática, realista, sin estar teñidos por ideologías que conlleven ataduras, sino buscar relaciones maduras con países que potencialmente puedan ser socios relevantes de Argentina. Y en aquellos campos donde los compromisos con el Mercosur lo imponen, impulsar relaciones maduras con cada uno de sus integrantes.

¿Y las oportunidades para Argentina?

Hay un abanico para Argentina y Mercosur. No descartamos ninguna y donde haya posibilidades de beneficios mutuos, estamos dispuestos a encararlos. Además de las opciones inmediatas –Mercosur, Unión Europea y Alianza del Pacífico–, hay otros mercados, como Canadá, África Austral, así como los países de Europa que no conforman la Unión Europea, y también la profundización de acuerdos con México, Colombia o Perú.

¿Qué pasos se prevén dar entre Nación y Mendoza?

Queremos que haya una dinámica rutinaria y frecuente de intercambios de las negociaciones comerciales que puedan interesar a la provincia. De algún modo, tener una política exterior federal en lo referido a lo comercial.

ProMendoza tiene una estructura montada, es eficiente, tiene interlocución con los sectores productivos de la provincia, es confiable.

Como las negociaciones son competencia de la Cancillería y también tienen injerencia los ministerios de Producción y de Agroindustria, los empresarios pueden hacer llegar sus inquietudes a estos ámbitos nacionales, en forma directa o a través de ProMendoza.