Día Mundial de la Lucha contra la Desertificación y la Sequía

Ambiente junio 17, 2017 7:57 am

Cada 17 de junio se conmemora el día en que se firmó el acuerdo de cooperación internacional para luchar contra la desertificación y los efectos de la sequía en 1994, en el marco de la Convención Internacional de Lucha contra la Desertificación.

Este año, desde Naciones Unidas se propuso centrar la celebración del Día Mundial de la Lucha contra la Desertificación y la Sequía en la relación entre la degradación de la tierra y la grave problemática de la migración. El objetivo es generar conciencia de que el deterioro medioambiental, la inseguridad alimentaria y la pobreza son causas de la migración y de las dificultades para el desarrollo. La comprensión de que la desertificación es una causa de migración es clave, dado que de 2000 a 2015, según Naciones Unidas, el número de migrantes en el mundo se incrementó de 173 a 244 millones. De esta forma se busca fortalecer la resiliencia de las comunidades ante la complejidad de problemáticas del desarrollo a través de la gestión sostenible de los suelos.

La desertificación es la degradación de la tierra en las zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas. Se trata de un proceso de deterioro gradual de la tierra que le hace perder su fertilidad hasta grados de total improductividad, como consecuencia de las malas prácticas de las actividades humanas extractivas, industriales o productivas. También está vinculada estrechamente al cambio climático, la conservación de la biodiversidad de los bosques nativos y al manejo planificado de los recursos hídricos.

Esta fecha invita a valorar la relevancia del suelo en la producción de alimentos, generación de trabajo, asimismo como por su aporte a la sostenibilidad, estabilidad y seguridad de las zonas afectadas por la desertificación.