Durante 2016, los beneficios destinados al agro provincial superaron los $1.400 millones

Agroindustria diciembre 31, 2016 12:12 pm

Involucran las medidas nacionales y provinciales para atender la coyuntura y generar cambios estructurales que impacten en la recaudación y en la redistribución de ingresos.

Si bien durante el primer año de gestión el equipo de la Subsecretaría de Agricultura y Ganadería se enfrentó a situaciones inusuales para la producción mendocina, como el exceso de lluvias o el sobrestock vínico, el balance de fin de año deja bien posicionada a la provincia en materia de gestión de recursos y le avizora para el 2017 la duplicación de inversiones.
 
Tanto es así, que los beneficios volcados a la agricultura y ganadería rondaron los $1.424 millones en 2016 y, según las estimaciones, los compromisos proyectados para el próximo año se calculan en $2.051.500.000.
 
En un repaso de las acciones tomadas por los gobiernos nacional y provincial, se destaca la eliminación de las retenciones a las exportaciones, que fue una de las primeras medidas que tomó el presidente Mauricio Macri y que le significó a la producción mendocina una ganancia de $750 millones.
 
El reclamo del sector vitícola por el sobrestock vínico fue atendido por el mismo presidente que, en una visita a Mendoza, anunció el desembolso de $50 millones para sacar de circulación el excedente y así tonificar el precio del vino. La intervención oficial fue la punta de lanza para revertir la situación que reclamaban los productores a principio de año y que, al cabo de dos meses, hizo que el precio del producto repuntara 89%, según los registros de la Bolsa de Comercio de Mendoza.
 
A 20 días de haber asumido la nueva administración, el subsecretario del área, Alfredo Aciar, presentó una denuncia ante la Fiscalía de Estado para que investigara la compra de bengalas para la lucha antigranizo. Es que desde hacía 16 meses el Gobierno no adquiría insumos pirotécnicos y de los 10 mil cartuchos que se necesitan para atender una campaña, sólo quedaban 213 en stock.
Producción agropecuaria
 
Una de las batallas más importantes en las que el Ministerio de Economía tuvo que lidiar durante 2016 fue la pérdida de la producción agropecuaria en la provincia que, por efecto del granizo, la helada y el exceso de precipitaciones, se cuantificó en 28 mil hectáreas afectadas y en términos económicos estuvo valuada por el Instituto de Desarrollo Rural en el orden de los $3.000 millones.
 
Esta situación impulsó la declaración provincial de emergencia agropecuaria y el excepcional decreto de emergencia por lluvias, que fueron homologados por el Gobierno nacional y representaron un desembolso presupuestario de $ 60 millones (aportados por Nación y Provincia).
 
Esto se suma a los $58 millones del plan nacional de sostenimiento de empleo, que benefició principalmente al sector de contratistas de viña, y a un plan poda para productores en emergencia por heladas, con una inversión de $30 millones.
 
Un incumplimiento en el pago de $20 millones del Fondo Solidario Agrícola correspondientes a la compensación por contingencias de la temporada 2014/15, más las deudas por los subsidios de $0,75 por kilo de uva para mosto, sumado al $1 por litro de vino exportado, el de cosecha y acarreo y otro de durazno industria (pendiente desde 2011), demandaron gestionar recursos por $40 millones que tuvo que aportar Nación y Provincia para saldar las cuentas.
 
Mediante un acuerdo con el sector asociativo de ciruelas y las intendencias de San Rafael y General Alvear, se les otorgó a los productores un crédito a tasa cero para cosecha, acarreo y el posterior desecado de 3.000 toneladas de fruta. La operatoria se realizó a través de un fideicomiso de Mendoza Fiduciaria por $5 millones.
Diversificación
 
El acuerdo Mendoza-San Juan se llevó un capítulo aparte y es uno de los principales cambios que pretende introducir la actual gestión de Gobierno. Tras no haberse firmado el acta de diversificación vitivinícola y entendiendo la necesidad de actualizar el pacto con la vecina provincia, el ministro Enrique Vaquié conformó una mesa de diálogo en la que participan las principales entidades vitivinícolas de la provincia.
 
Ampliar la diversificación y que no sólo sea para mosto sino abrirla hacia otros destinos, que las bodegas transfieran a los productores los beneficios fiscales que otorga el fondo, otorgar nuevos créditos fiscales a productores que realicen un proceso de reconversión vitivinícola, solicitarle a San Juan que, definitivamente, se incluya a las exportaciones como una manera de diversificar, en este caso mercados, son los puntos que ya están convenidos para modificar el acuerdo.
 
Las deficiencias que acarreaba el sistema de compensación por contingencias fueron el motor para avanzar en un nuevo plan para modificar el Fondo Solidario Agrícola. Si bien durante este año el Gobierno cumplió con la obligación, depositando en dos cuotas los $30 millones para compensar a los productores afectados por granizo y helada, apenas terminada la operatoria y, tras un exhaustivo relevamiento y estudios económicos, se introdujeron cambios para  que el sistema dejara de ser deficitario y la adhesión comenzara a ser más atractiva para los productores.
 
La puesta en marcha de las modificaciones que se le hicieron al Fondo Compensador fue el puntapié para crear un proyecto de Ley de Seguro Agrícola, que actualmente se encuentra bajo tratamiento legislativo.   
 
Lobesia botrana
A seis años de la aparición de Lobesia botrana en las vides de Mendoza, el Gobierno diseñó un plan estratégico para combatir la plaga con los fondos provenientes de Nación ($50 millones) y una contraparte provincial ($15 millones).
 
La aplicación de la técnica de confusión sexual dio como resultado que bajara la presión de plaga en las zonas tratadas. Este panorama se torna alentador, debido a que para el próximo año el Gobierno nacional ha comprometido  U$S20 millones para  la compra de feromonas con las que se podrán ampliar las zonas de tratamiento.
 
El lanzamiento de una línea de crédito del Consejo Federal de Inversiones, de hasta $100 mil, a tasa cero, con un año de gracia y otros tres para devolución, fue un importante paliativo para que productores declarados en emergencia agropecuaria pudieran recomponer su situación. Los beneficios que otorga la línea de financiamiento fueron atractivos para que unos mil damnificados por las contingencias presentaran su solicitud.
 
Con las adecuaciones en el Fondo Compensador de Tarifas, unos 3.000  productores que tengan hasta 50 hectáreas y hagan uso del sistema de riego agrícola se verán beneficiados por una disposición del Gobierno provincial de destinar, en 2017, $60 millones anuales para mitigar la incidencia que han tenido debido a las adecuaciones del cuadro tarifario eléctrico dispuesto por el Gobierno nacional. 
Para el sector ganadero se vienen desarrollando tres planes para potenciar el desarrollo económico. Se trata de un nuevo programa para aplicar respecto de la vacunación de aftosa, un plan de destete precoz y, por último, uno de desarrollo forrajero que se comenzará a aplicar desde el próximo año.