El 13 de junio se licitará la nueva maternidad del Hospital Lagomaggiore

Infraestructura mayo 21, 2017 4:30 am

Con una inversión de $ 400 millones, el proyecto apunta a la creación de una innovadora maternidad pública donde prime la participación de la familia durante el tiempo del alumbramiento.

El Gobierno de Mendoza hizo público el llamado a licitación para construir la nueva maternidad del Hospital Luis Lagomaggiore. Con una inversión de $400 millones y un plazo de ejecución de dos años, el proyecto se sustenta en un cambio de paradigma a la hora de pensar  en el nacimiento. La obra incluirá también la ejecución de la playa de estacionamiento, la ampliación de la cuenca cloacal y la remodelación de la instalación eléctrica del edificio.

El Hospital Lagomaggiore, donde se encuentra la única maternidad pública de la provincia, registra más de 6 mil nacimientos por año, lo que la posiciona como la tercera maternidad argentina en número de partos y la convierte en la más grande de Mendoza.

A más de 100 años de su creación, toma fuerza la necesidad de un cambio estructural, adaptado a las nuevas tendencias mundiales que apuntan a un parto humanizado. Bajo el concepto de la Maternidades Seguras Centradas en la Familia, el nuevo proyecto brinda la posibilidad de que el entorno familiar acompañe a la madre y participe en este momento irrepetible.

Para preservar la construcción local, el Gobierno estableció como condición una participación mendocina mínima del 30% del monto total de la obra. Las empresas interesadas podrán adquirir y consultar los pliegos de condiciones desde el 22 de mayo en la Dirección de Proyectos y Licitaciones, ubicada en el 7° piso de la Casa de Gobierno. Además, es obligatorio realizar una de las dos visitas de obras, que se concretarán el 31 de mayo y el 6 de junio.

El 13 de junio a las 10 se abrirán las propuestas técnico-económicas de todas las empresas interesadas en construir la nueva maternidad.

La obra

El proyecto se ideó  pensando en la creación de una innovadora maternidad pública donde prime la participación de la familia durante el tiempo del alumbramiento, en un lugar no sólo cómodo e íntimo sino que mantenga medidas de higiene, seguridad y, por sobre todo, bajo estricta supervisión profesional.

La obra se construirá en el predio del Hospital Lagomaggiore, en un espacio anexo al edificio central. La estructura planificada integrará las nuevas instalaciones con los sectores existentes, que serán reacondicionados para formar un conjunto armónico capaz de brindar una respuesta funcional e integral de las necesidades del área gineco-obstétrica.

Así nace la idea de crear ocho Unidades de Trabajo de Parto y Recuperación (UTPR), donde la madre junto a su entorno cercano atravesarán todo el proceso de trabajo de parto y el posterior alumbramiento de manera privada. Gracias a su diseño, la cama de internación será la misma camilla de parto. De esta manera, no es necesario trasladar a la mujer hacia el solitario y frío quirófano, separándola de la calidez de sus afectos.

Una vez finalizada la atención médica en la Unidad de Trabajo de Parto y Recuperación, y luego de que la mujer se haya recuperado del alumbramiento, se trasladará a la madre y a su bebé a una habitación de internación doble, donde ambos permanecerán hasta el día del alta.

Los servicios de obstetricia se prolongan con otras 3 salas de cirugía y parto, 140 camas de internación conjunta, 5 de terapia obstétrica y 9 plazas de hospital de día.

Edificar una maternidad independiente del edificio central pero a la vez cercana o anexa al hospital polivalente es fundamental y necesario para atender embarazos o partos de alto riesgo. Por esto, la finalidad del proyecto es generar una maternidad de alta complejidad vinculada al centro de atención múltiple, que posee la capacidad de atender diversas patologías y por ello puede recibir derivaciones en el caso de que las condiciones de salubridad de la madre cambien durante el alumbramiento.

Innovador Servicio Neonatológico

Para un recién nacido es indispensable el contacto con su madre. Y si se trata de un bebé prematuro, que requiere de atención personalizada, mantener permanentemente el vínculo es imprescindible para acelerar los tiempos de recuperación.

Bajo esta premisa, otro de los aspectos destacados del nuevo proyecto es el cambio de paradigma en el Servicio de Neonatología. Se trata de un sistema de internación conjunta donde la mamá será la principal colaboradora durante el proceso de asistencia médica y de recuperación del niño.

La nueva Neonatología dispondrá de 26 unidades de terapia intensiva, de las cuales 8 estarán acondicionadas para que cada incubadora esté acompañada de una cama para la madre.

También habrá 32 unidades de Cuidados Intermedios (UCI), 4 de aislamiento y 20 plazas de prealta, con espacio suficiente para que el resto de la familia aprenda el modo de cuidar al bebé.