El 21 de junio se abrirá la licitación para reanudar la construcción de la Cárcel Federal

Economía mayo 7, 2017 9:35 pm

Con una inversión de $676.629.000, el complejo permitirá alojar a casi 550 internos. La construcción, que se encuentra en obra gruesa, estaba paralizada desde 2015.

El Gobierno de Mendoza publicó este fin de semana en los principales diarios de la provincia el llamado a licitación para reactivar la construcción del Centro Federal Penitenciario de Cacheuta. El proyecto consiste en la terminación de la obra originalmente contratada por Nación, iniciada en 2011 y que actualmente está en 50% de su ejecución.

El Centro Federal Penitenciario Cuyo estará destinado a procesados y condenados por la Justicia Federal con asiento en Mendoza que se encuentren en establecimientos penitenciarios provinciales. También se ha previsto recibir en las instalaciones a los procesados y condenados por la Justicia provincial considerados de alto riesgo, brindando las condiciones inherentes al tratamiento que indica la ley y garantizando la provisión de higiene, vestimenta, ropa, alimentación, seguridad y asistencia profesional.

Para preservar la construcción local, el Gobierno estableció como condición una participación mendocina mínima del 30% del monto total de la obra. Las empresas interesadas podrán adquirir y consultar los pliegos de condiciones desde el 11 de mayo en la Dirección de Proyectos y Licitaciones, ubicada en el 7° piso de la Casa de Gobierno. Además, es obligatorio realizar una de las dos visitas de obras, que se concretarán el viernes 19 y el miércoles 24 de mayo.

La modalidad requerida para la presentación de propuestas incluye la apertura diferida de los sobres de la etapa II únicamente a los preseleccionados de la etapa I, cuyas ofertas se abrirán el miércoles 21 de junio, a las 11.

Detalles del proyecto

El Centro Federal Penitenciario de Cuyo tendrá capacidad para alojar a 536 personas y se construirá en un terreno de 50 hectáreas donadas por la Provincia en la localidad de Cacheuta, a 6 kilómetros de Luján de Cuyo y a 35 de la capital provincial. La ruta provincial 84 servirá de acceso pavimentado al complejo.

El diseño de la obra tuvo en cuenta el concepto de cárcel como un lugar de reinserción social y no de reclusión. De esta manera, se tienen previstos sectores destinados a la educación y al trabajo y sectores diferenciados para procesados y condenados.

En los 32.000m2 de superficie bruta, confluirán el Instituto Penitenciario Federal de Cuyo para varones, con 392 plazas; el Instituto Correccional de Cuyo para Mujeres, con 112, y el Instituto Abierto, con capacidad para 32 internos.

Entre las instalaciones proyectadas, se destacan las de servicios de alimentación, asistencia educativa, espiritual y médica; la biblioteca, el área de recreación deportiva y cultural y los talleres laborales de producción, que incluyen la especialidad regional vitivinicultura.

A tono con las normas nacionales e internacionales en la materia, alojará de forma diferenciada a procesados y condenados; menores y adultos; varones y mujeres; madres y condenados en el período de semilibertad.

Por otra parte, se indicó que cumplirá todos los requerimientos de ley a fin de que se les aseguren a los internos oportunidades para adquirir conocimientos y habilidades, de acuerdo con la Ley Federal y las recomendaciones de Naciones Unidas y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.