EL GOBERNADOR INAUGURÓ EL CICLO LECTIVO 2010 EN LA NUEVA ESCUELA BENITO MARIANETI

Ambiente marzo 1, 2010 12:00 am

Además del Gobernador, en el acto protocolar estuvieron presentes la viceministra de Educación de la Nación, María Inés Abrile de Vollmer; el vicegobernador Cristian Racconto, el intendente de Luján, Omar Parisi;  el director General de Escuelas, Carlos López Puelles; el ministro de Infraestructura, Vivienda y Transporte, Francisco Pérez; la directora de la escuela Marianetti, Matilde […]

Además del Gobernador, en el acto protocolar estuvieron presentes la viceministra de Educación de la Nación, María Inés Abrile de Vollmer; el vicegobernador Cristian Racconto, el intendente de Luján, Omar Parisi;  el director General de Escuelas, Carlos López Puelles; el ministro de Infraestructura, Vivienda y Transporte, Francisco Pérez; la directora de la escuela Marianetti, Matilde Delgado De Pérez Valenzuela y gran parte del gabinete provincial.

El gobernador  llamó a promover la educación de jóvenes y adultos, ampliar la oferta terciaria y transformar la escuela en el centro del quehacer educativo, haciendo que todos los  actores del sistema participen y agilicen el proceso, así como también a seguir trabajando en la nueva ley de educación provincial

“Hoy se inician las clases y debemos tener presente en función de este ciclo que nos toca vivir, los desafíos que tenemos para alcanzar  las metas deseadas, que son la calidad educativa, a través de los contenidos adecuados al mundo de la tecnología de las informaciones. Esta escuela ya tiene elementos que ayudan a cumplir esta tarea como es el caso de las pizarras electrónicas”, declaró el gobernador Jaque.

Por su parte la viceministra María Inés Abrile de Vollmer , aseveró en su discurso que “El gobierno nacional esta haciendo en todo el país con el programa 1000 escuelas, en coordinación con los ministerios  de infraestructura y obras de todas las provincias, ya que existe la voluntad política para llevar a cabo los cambios en la educación en el nivel inicial, primario y secundario”.

La viceminstra felicitó a la comunidad educativa de la escuela Marianetti por la calidad educativa, “esta escuela supo encontrar intersticios aún en el déficit, que me permite decir que es una de las mejores de este país, a  la vanguardia ya  que combina los diversos aprendizajes de la educación secundaria con la innovación tecnológica que tanto saben manejar nuestros alumnos.

Recordemos que aún en el viejo galpón contaba  con tres aulas que utilizaban la pizarra magnética y el lápiz óptico”.

En su discurso López Puelles llamó a todos los mendocinos a recordar la emoción del inicio de clases y dio a conocer las prioridades de la actual gestión para el año lectivo , “en este ciclo escolar  resaltaremos los términos inclusión y éxito, porque todos los mendocinos tienen garantizados por ley el derecho a la educación y además que esa educación cumpla los requerimientos esperados. Este año sumamos un nuevo desafió que es la nueva escuela secundaria obligatoria y la implementación de todas la reformas establecidas recientemente. Estamos convencidos que la escuela secundaria es el lugar en donde nuestros jóvenes recibirán las herramientas para insertarse en el mercado de trabajo o para seguir estudiando”.

La obra de la escuela Marianetti financiada por la Nación a través del Plan Nacional 700 Escuelas estuvo a cargo de la Subsecretaría de Infraestructura Educativa, dependiente del Ministerio de Infraestructura, Vivienda y Transporte. La empresa constructora DAFRE Y GAIDO S.A, comenzó los trabajos el 5 de enero de 2009.

Hasta el momento la escuela había funcionado en un antiguo galpón que antes era un local Bailable de sólo 700 metros cuadrados cubiertos, contaba con cuatro aulas y tres casillas, un laboratorio de informática, una preceptoría, una dirección, una secretaría, un depósito, una biblioteca, una cocina y un patio cubierto.

El señor gobernador hizo referencia en su discurso al estado de precariedad del antiguo edificio de la escuela, “en el 2007 cuando caminábamos la Provincia antes de asumir como gobernador, pasamos por el galpón  de esta escuela y realmente sentí vergüenza por el edificio, por el lugar en donde tantos alumnos tomaban sus clases y entonces decidí que si asumía como gobernador iba a construir esta escuela”.

La nueva escuela, de Nivel Secundario, tiene una superficie cubierta  de 2.000 metros cuadrados, dentro de un terreno de 7.500 metros cuadrado, está ubicada en la esquina de Congreso de Tucumán y Donado, del Barrio Alto Luján, en Luján de Cuyo.

El actual edificio posee 9 alas digitales con wi-fi, Biblioteca, Laboratorio de Informática, Laboratorio de Ciencias, Aula Taller o aula especial , Comedor, Dirección, Regencia, Secretaría y Administración, Gabinete Psicopedagógico, Sala de Profesores Sala de Preceptores, Gobierno Periférico y Sala de Espera.

Además, tiene grupos de sanitarios para alumnos (niñas-niños), sanitario para niños con discapacidades diferentes, dos sanitarios para Docentes, dos sanitarios para Personal No Docente, zona de comedor, despensa, depósito de Educación Física, tres salas de calderas, cocina, quiosco, sala de cisterna, hall de acceso, galerías, ascensor, patios y playones deportivos.

Breve historia de la escuela

La escuela nació en 1998, creada por la resolución 520/98, con el fin de atender la creciente demanda de educación del nivel medio de la zona. La primera directora fue la profesora Stella Maris D’Aquaro. Luego, en 1999, cambiaron las autoridades y tomó el cargo la actual directora, profesora Matilde Delgado de Pérez Valenzuela.

El comienzo de la escuela fue humilde, ya que se instaló en  un galpón alquilado por la DGE en la calle San Martín al 1.602, de Mayor Drummond, Luján de Cuyo. Dicho edificio (que fue ocupado hasta hace sólo unos días) adolecía de ciertos aspectos propios de una escuela. Los espacios eran los de un galpón que se había utilizado, en un principio, como depósito, luego como corralón y posteriormente se transformó en un local bailable, para por último dejar lugar a la vieja escuela Benito Marianetti.

El establecimiento arrancó con 250 alumnos, en su mayoría repetidores, con fracaso escolar y en riesgo académico. En la actualidad cuenta con una matrícula de 400 alumnos. Sus características son urbano marginales.

Desde que se creó, la escuela era conocida como “Los Cedros”, nombre del local bailable que funcionaba en el edificio viejo. Luego, en 2002, se instituye el nombre de Dr. Benito Marianetti, en homenaje a una personalidad polifacética muy significativa para los habitantes (y sobre todo viñateros) de la zona.

El antiguo establecimiento, de sólo 700 metros cuadrados cubiertos, contaba con cuatro aulas y tres casillas, un laboratorio de informática, una preceptoría, una dirección, una secretaría, un depósito, una biblioteca, una cocina y un patio cubierto.