El Gobernador remarcó los principales ejes en la gestión de Ambiente

Ambiente mayo 1, 2016 12:30 pm

Planes de gestión para las reservas naturales, trazabilidad de residuos peligrosos, impulso a Unicipio y transformar al zoológico en un ecoparque son prioritarios.

En el marco del Día del Trabajador, como cada año, el Gobernador Alfredo Cornejo abrió las sesiones ordinarias en la asamblea legislativa de 2016, ante la Honorable Cámara de Diputados y Senadores. Estuvieron presentes autoridades nacionales, provinciales y municipales de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Durante la sesión, presentó los principales puntos de la gestión que llevará a cabo cada ministerio y secretaría durante el primer año de gestión. En la órbita de ambiente y ordenamiento territorial, remarcó: “Se están diseñando planes de gestión y manejo para las reservas Aconcagua, Diamante, Puente del Inca, Telteca, Llancanelo, La Payunia, Manzano y Divisadero Largo, con financiamiento del BID. Estos planes son acompañados del diseño y la construcción de centros de interpretación y otras infraestructuras afines para recibir turismo en las zonas protegidas”.

“También, como temas prioritarios, se ha dispuesto implementar un plan de trazabilidad de residuos peligrosos. A la vez, se está trabajando en un plan integral para recuperar el patrimonio forestal a través del Consejo Provincial del Arbolado Público”.

“Paralelamente, se ha avanzado en la creación de Unicipio, que es el Consejo de Coordinación de Políticas Públicas para el Área Metropolitana, cuyo trabajo está orientado a coordinar los esfuerzos de los municipios del Gran Mendoza en materia de arbolado público, gestión de residuos, movilidad y seguridad. También se trabaja como prioridad en un plan de cuidado del aire y en la intensificación de los controles de contaminación atmosférica”.

Finalmente, se refirió al proyecto que llevó a cabo durante su campaña y que hoy se trabaja para poder concretarlo al decir:  “Estamos trabajando en la reconversión del viejo zoológico en un ecoparque, siguiendo las tendencias internacionales en la materia. Esto implica un cambio de paradigma en el modo en que nos relacionamos con la naturaleza. Es una propuesta que está a la altura ética y científica de los nuevos tiempos. Se cambia la idea de cautiverio para entretenimiento por la de un compromiso concreto, proactivo y real con la protección de las especies, sobre todo locales, priorizando el bienestar de los animales”.