El maestro Nicolás Rauss deslumbró con la Orquesta Filarmónica de Mendoza

Cultura noviembre 2, 2014 12:03 am

En la Sala Mayor de los mendocinos, OFM presentó el Réquiem de Gabriel Fauré, dirigida por Nicolás Rauss con el acompañamiento del Barítono Fernando Lazari y la Soprano Amalia Villalba.

La obra musical contó con la presencia del Coro de la Universidad Aconcagua, el Coro AMICANA y el Coro de la Ciudad de Mendoza.

La velada musical estuvo dirigida por Nicolás Rauss, quién del 2000 a 2004 fue Director Titular de la Filarmónica de Mendoza, Argentina. Como director invitado actúa reiteradamente con la Sinfónica de Chile, la Sinfónica de Porto Alegre, con las orquestas uruguayas recién mencionadas, con la Sinfónica Nacional del Perú, y en Argentina, con las orquestas de Córdoba, de Mendoza, del Teatro Argentino de La Plata, de San Juan, de Neuquén etc.

Desde fines de 1984 dirige frecuentemente, en Uruguay, la Sinfónica del SODRE, la Filarmónica de Montevideo, y la Orquesta de Cámara del Ministerio de Educación y Cultura, continuando su actividad de director invitado que en Italia, Alemania, Macedonia y Georgia.

 “Es un orgullo ser invitado por la Orquesta Filarmónica de Mendoza, teniendo en cuenta que la dejé de dirigir hace diez años. Los tres coros forman un gran sonido y confieso que prefiero dirigir  coro y orquesta a orquesta sola, tengo una afinidad especial con los coros, esa conexión directa con el público es altamente especial. La obra de Gabriel Fauré nos lleva a vivir una noche tranquila es una música de poca pretensión, sin vanidad, pero de alta calidad, su réquiem  no tiene miedo a la muerte sino por el contrario es de mucha confianza” concluyó Nicolás Rauss

El Réquiem de Fauré es una de las más populares misas de réquiem. Considerada como una de las más hermosas, es interpretada habitualmente por coro y orquesta. Al respecto el Barítono, Fernando Javier Lazari, comentó “Es un programa muy interesante con gran calidad y alta sensibilidad. Esta obra musical pertenece a periodo del impresionismo en el que la música nos describe lugares y momentos que son indescriptibles. El réquiem es la misa para los difuntos, esta obra tiene la particularidad de demostrar, por una lado, lo dramático pero con tintes de esperanza y ternura”

El Director del Coro de la Universidad Aconcagua y del Coro de la Ciudad de Mendoza, Ricardo Portillo, dijo “Venimos trabajando desde hace varias semanas para que esta noche sea especial , el réquiem es una gran obra musical, es una misa para los difuntos muy sentida, con momentos de gran espiritualidad, dejando  de lado la desesperación para encontrar la paz”.