Firman un convenio para que internos de Lavalle trabajen en la producción de espinacas

Seguridad marzo 1, 2017 4:09 pm

El acuerdo está destinado a que las personas alojadas en la granja penal de ese departamento trabajen en el cultivo y siembra de espinacas. Parte de la producción será destinada a familias e instituciones de la zona.

El ministro de Seguridad, Gianni Venier, junto con responsables de la cooperativa La Terre Ltda., firmaron un convenio destinado a que los internos alojados en la colonia y granja penal Vitale Nocera, de Lavalle, trabajen en la producción de espinacas.

El objetivo principal del acuerdo es que las personas privadas de libertad que se encuentran próximas a cumplir su condena no sólo reciban capacitaciones sobre la siembra y el cultivo de espinacas sino también adquieran conocimientos de cooperativismo.

De esta manera, se brindan herramientas para que los internos comiencen a planificar proyectos productivos o de servicios, para que, una vez recuperada su libertad, puedan desempeñarse en un oficio u actividad.

Durante la firma estuvieron presentes el director del Servicio Penitenciario provincial, Eduardo Orellana; el director de Promoción del Liberado, Luis Romero; el presidente de la cooperativa La Terre, Daniel Sauretti, y la asesora de la Dirección de Enlace de Asuntos Penitenciarios y Justicia, Adriana Bertolati.

El titular de la cartera de Seguridad, Gianni Venier, expresó: “Esta es una acción motivadora para que dentro de los complejos podamos seguir avanzando y abrirnos a otras formas de trabajo que nos permitan mejorar  la reinserción social y laboral de las personas”.

El Servicio Penitenciario tiene un Departamento Promoción Social que brinda acompañamiento y asesoramiento laboral a personas próximas a cumplir su condena para que logren resocializarse y generen ingresos para la subsistencia propia y del grupo familiar.

Producción con aporte solidario

El convenio contempla la siembra y cosecha de tres hectáreas de espinacas, a las que se le sumará una hectárea más, cuya producción tendrá fines benéficos, destinada exclusivamente a familias e instituciones de la zona que brindan servicio de comedor para niños.

Finalizada esta primera experiencia, las autoridades planean avanzar en la producción de ajos o alguna otra verdura de estación con la misma metodología.