Hoy se celebra el Día Mundial del Asma

Salud mayo 3, 2016 11:07 am

En Mendoza la tarea de detectar, diagnosticar y paliar los síntomas está a cargo del Programa Provincial de Asma Infantil y del Programa Provincial de Enfermedades Crónicas EPOC.

Hoy se celebra el Día Mundial del Asma, fecha que resalta la lucha de las 334 millones de personas que en el mundo sufren de esta afección. En Mendoza, la tarea de detectar, diagnosticar y paliar los síntomas del asma la realiza tanto el Programa Provincial de Asma Infantil como el Programa Provincial de Enfermedades Crónicas EPOC.

Para difundir métodos de detección y control del asma, se desarrollarán todos los martes, desde las 10, charlas gratuitas con pacientes, familiares e interesados en general. Será durante todo mayo en el Centro de Hemoterapia, Montecaseros y Garibaldi de la Ciudad de Mendoza.

Bajo la idea de que una persona con asma puede llevar una vida normal, los neumonólogos Luis Parra y Alfredo Morán explicaron que se trata de una enfermedad de tipo inflamatorio de las vías aéreas, que posee un alto componente hereditario. Los afectados no están imposibilitados de la práctica de actividad física o deportes. Resaltaron que la Organización Mundial de la Salud sostiene el lema “yo puedo controlar el asma”, sobre todo con un buen diagnóstico, una buena educación y un tratamiento a lo largo de toda la vida.

Destacaron que la afección, aunque requiere control y medicación, tiene etapas en las que no presenta síntomas ni necesita de medicamentos. Aclararon que debidamente seguida no debe afectar el rendimiento escolar ni laboral.

En asma se puede hablar de prevención aunque su origen sea genético. Los cuidados se realizan evitando la contaminación, el humo del cigarrillo, factores que afectan principalmente a los niños que presentan crisis asmáticas aún en etapas controladas, cuando están en ambientes contaminados o con padres fumadores.

Los profesionales señalaron que es recomendable que los niños asmáticos realicen deportes normalmente porque su práctica no es generalmente desencadenante de crisis. Incluso se destacó que hay deportistas profesionales que padecen asma.

Como el diagnóstico a tiempo ayuda al control y tratamiento  del asma, se especificó que se debe prestar atención a la tos y a la respiración de tipo sibilante (con una especie de silbido en el pecho), situación que revela una obstrucción bronquial que también pueden afectar la actividad física de un niño. No hay que esperar a que se produzca la crisis asmática solamente para descubrir la afección, se puede hacerlo si se observan los síntomas descritos más arriba.

En cuanto a la edad en que se presenta la enfermedad, es más frecuente en la niñez, disminuye su aparición en la adolescencia y es muy poco frecuente en la etapa adulta.