Infraestructura Social Básica cambiará el techo de la escuela Corrientes

Economía mayo 17, 2016 1:13 pm

La obra demandará una inversión de $3.000.000 y tiene un plazo de ejecución de sies meses. Se llamará a licitación pública y está previsto que los trabajos comiencen en los próximos 90 días.

La Subsecretaría de Infraestructura Social Básica llamará a licitación pública para concretar el recambio definitivo de toda la cubierta de techos de la escuela 1-055 Corrientes, de San Martín, obra muy anhelada por la comunidad educativa y postergada desde hace al menos cinco años.
 
Los trabajos tendrán un plazo de ejecución de seis meses y demandarán una inversión oficial cercana a $3.000.000.
 
Las tareas incluyen el recambio de 1.800 metros cuadrados de cubierta de techo (de tejas coloniales y entablonado de madera) por una estructura más liviana compuesta por chapa de zinc, hierros y aislantes. Además, se remplazará la totalidad del cieloraso existente.
 
A esto hay que sumarle la reparación integral de toda la instalación eléctrica del edificio, que también se encuentra deteriorada por el paso del tiempo (75 años de antigüedad).
 
La escuela muestra hoy daños en la estructura de toda su cubierta de techo, provocados por las inclemencias del tiempo y el paso de los años. La obra no podrá comenzar al menos hasta setiembre, explicó el subsecretario Guillermo Carbonell, luego de que las autoridades de la Dirección General de Escuelas resolvieron suspender las actividades desde el miércoles pasado hasta hoy, debido a que se produjo el desplome de parte del cielorraso de tres aulas y un sector de la galería.
 
“Ya nos reunimos con la directora y le explicamos los detalles de la obra. No pudimos asegurarle que pueda comenzarse inmediatamente y muchos menos cuándo podrá estar terminada. Sin embargo, nuestro objetivo es hacerla sí o sí, porque realmente la escuela la necesita”, agregó el funcionario.
 
Una de las alternativas que se manejan en lo inmediato es adaptar el salón de música para que los alumnos de las tres aulas damnificadas continúen teniendo clases.
Por último, Carbonell también afirmó que los alumnos no serán trasladados a otro edificio cercano mientras la obra se encuentre en ejecución. Se hará por tramos y se tomarán todos los recaudos de seguridad necesarios para aislar a los chicos y docentes de los trabajos.