Iscamen recuerda que no está permitido el ingreso de frutas y hortalizas a la provincia

Agroindustria diciembre 28, 2016 8:31 am

En víspera de vacaciones, el organismo advierte que es para proteger la calidad fitosanitaria de la producción agrícola provincial. La medida abarca a vehículos particulares y encomiendas.

Tras la reciente recuperación del estatus sanitario de los Oasis Centro y Sur como libres de mosca de los frutos, el Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria de Mendoza (Iscamen) redobla los esfuerzos para proteger la sanidad de la producción local. Es por eso que recuerda a la población que está prohibido ingresar frutas y hortalizas a la provincia.
 
La colaboración de quienes ingresan a Mendoza, sobre todo en época estival, es un factor determinante a la hora de agilizar el tránsito y evitar demoras. Por ello es necesario evitar traer productos que comprometan el patrimonio fitosanitario.
 
Las especies vegetales que tienen restringido el ingreso al territorio provincial son: cerezo, damasco, pera, durazno, membrillo, palta (excepto variedad hass), manzana, cítricos, olivo maduro, uva, pimiento, granada, higo, kiwi, ciruelo, níspero, arándano, babaco, carambola, chirimoya,  frambuesa, guanabana, guayaba, kaki, litchi, locoto, lúcuma, mango, maracuyá, nectarina,  papaya, pasionaria, pepino dulce, tomate de árbol, tuna, y uchuba.
 
Estos productos son denominados hospederos vegetales, es decir son  frutas o verduras susceptibles al ataque de moscas de los frutos y que pueden  “hospedar”  a la plaga, ya sea en estado de huevo o de larva. Dado que el ingreso de la plaga puede poner en riesgo todo el trabajo que se realiza para su control o erradicación, se restringe o prohíbe su ingreso.
Sistema integrado
 
Mendoza, es una de las principales provincias agropecuarias de Argentina; actualmente sus más de 300 mil hectáreas la convierten en la primera productora vitícola y frutícola del país. Para la protección de sus cultivos, la Provincia implementa un sistema integrado para el control de plagas agrícolas, con el fin de generar las condiciones de sanidad necesarias para acceder a diversos mercados; utilizando técnicas de control integradas, medioambientales y alternativas al uso de productos agroquímicos.
 
Desde su creación, el Sistema Integral de Barreras Sanitarias ha sumado una serie de actividades para lo cual ha adaptado su infraestructura, tanto edilicia como de recursos humanos y materiales, al adecuado cumplimiento de sus objetivos. Las barreras, por el régimen laboral de los agentes, trabajan 24 horas, durante todo el año.