La DGE otorgó un espacio propio para la Escuela Especial de San Carlos

DGE mayo 26, 2017 11:03 am

Este establecimiento educativo fue creado en 2014 pero nunca se le brindó un espacio adecuado donde funcionar. Actualmente asisten 28 chicos a aprender un oficio.

El nuevo edificio para la Escuela Especial de San Carlos, recientemente alquilado para la Escuela de Formación Integral Nº 7-016, fue refaccionado y mejorado para que los alumnos que asisten tengan un espacio más confortable. Esta escuela, desde su creación, en 2014, y a la que hoy concurren 28 alumnos con discapacidades, funcionaba en las dependencias de la Escuela Primaria Especial Marcelino Benavente.

La puesta en funcionamiento de este nuevo espacio en San Carlos fue realizada por la directora de la entidad, Gimena Rizanti, y la titular de la Dirección General de Escuelas en el Valle de Uco, Silvia Cornejo, quien estuvo acompañada por la supervisora de Educación Especial Sección Nº 5, Claudia Fernández, y Cristian Montenegro, coordinador provincial del programa Conectar Igualdad para Educación Especial.

A esta institución educativa asisten jóvenes que son egresados de la escuela especial de primaria que hay en San Carlos y no pueden insertarse en el nivel educativo secundario. También asisten jóvenes que no han tenido ninguna formación previa. Los 28 alumnos que actualmente asisten aprenden una formación que les permita desarrollar oficios para la vida. Paralelamente, tienen las materias de formación general, plástica, música y educación física.

Desde su creación, en 2014, esta Escuela de Formación Integral funcionó junto con la escuela especial primaria de San Carlos. A partir de las gestiones realizadas por la Dirección General de Escuelas, luego de alquilar un edificio y  reacondicionarlo, los alumnos tendrán un espacio propio y más confortable para su educación y formación.

“El Gobierno se preocupó y generó un espacio propio para estos chicos, priorizando las necesidades de desarrollo y las habilidades específicas  que tienen”, expresó Silvia Cornejo, delegada de la DGE. Además, destacó las necesidades educativas especiales de estos jóvenes y la importancia de incluirlos y asegurarles un mejor futuro a través de la educación.

Tras la puesta en funcionamiento de este espacio propio, los jóvenes con discapacidades que asisten a formarse podrán hacerlo en un espacio dedicado a ellos, más amplio, más cómodo, lo que impactará directamente en la calidad educativa que se les brinda para poder incluirse en el contexto donde se desarrollan.