La Provincia presentó las conclusiones del Censo del Trabajador Público

Legal y Técnica noviembre 11, 2014 6:26 pm

Realizado el diagnóstico final sobre las estadísticas de los empleados de la Administración Pública, Mendoza ingresa en la última etapa del Sistema de Gestión Integral del Trabajador Público.

Con el objetivo de lograr mayor equidad y transparencia, fortalecer al Estado y el empleo público, mejorar procesos de gestión e información e integrar los sistemas de gestión estatales, el Gobierno de Mendoza desarrolla un Sistema de Gestión Integral del Trabajor Público. Esta poderosa herramienta que dispone ahora del Informe del Censo Provincial de Trabajadores Públicos, avanza en su etapa final.

Los datos del censo que dejó registrados a más 80.000 empleados en todo el territorio provincial, fueron recolectados de mayo a diciembre de 2013. Los resultados finales ya están disponibles.

El censo contiene información que es la base de sustentación del sistema, cuyo espacio de intercambio es el Portal de Trabajador Público. Allí se encuentran los legajos digitales actualizados constantemente, debidamente resguardados, que permite al Gobierno tomar decisiones a partir del conocimiento preciso de la situación del empleo público.

En este sentido, Mariana Ansaldi, directora de Recursos Humanos de la Provincia indicó que “estamos trabajando en reivindicar al trabajador para fortalecer el empleo público. Así, avanzamos en el instrumento que puede impulsar la gestión por competencia y la gestión por resultados”.

“Por pedido del Gobernador nos enfocamos en la generación de herramientas que nos permitan gestionar políticas en recursos humanos. Y el censo nos permitió contar con información personal, académica y familiar que, integrada a un sistema de gestión en recursos humanos, la Provincia cuenta por primera vez con la posibilidad de administrar la planta del personal, con eficiencia y transparencia”, aseguró la funcionaria.

El Sistema de Gestión Integral del Trabajador Público consta de cuatro etapas: la primera fue el censo y luego se procedió al legajo digital. Una vez digitalizados los datos, en julio pasado se concretó el portal de gestión digital; y ahora, en esta última fase, se procede a la integración de los sistemas estatales.

“Estamos convencidos de que la integración de los distintos módulos de gestión de recursos humanos traerán aparejada la posibilidad de contar con una estructura organizacional actualizada, datos para estadísticas que coadyuven en el delineamiento de las políticas y, lo más importante, en la inclusión del trabajador público en un sistema para que se gestione su historia, situación laboral, familiar, salud laboral, avances académicos, potencialidades, plan de carrera y desarrollo, concursos de cargos”, completó Ansaldi.

Los números del censo

A primera vista, los 81.746 empleados registrados con el censo indican que la evolución del ritmo de crecimiento de la planta de personal disminuyó significativamente en los últimos dos años. En el período 2012-2014 sólo aumentó en 4%, muy por debajo de los períodos 199-2003, con un 7%; 2003-2007, con un 29%; y 2008-2011, con un 16%.

Este diágnostico muestra claramente que el peso sustantivo de las tres actividades esenciales en la planta de personal del Poder Ejecutivo provincial es decisivo.

De cada 10 empleados, casi 8 pertenecen a tareas de docencia, seguridad y salud. Es decir que una mínima variación hacia arriba o hacia debajo de ese personal modifica drásticamente el volumen total de la planta.

Estas cifras también pueden desmenuzarse en diferentes aspectos.

En el análisis se puede observar que la mayoría de los empleados públicos (44,9%) vive en el Gran Mendoza (Capital, Godoy Cruz, Las Heras y Guaymallén). Una buena parte son mujeres (65%), de mediana edad (81,9% está entre los 30 y 59 años).

En cuanto a nivel de estudio, la mayoría tiene: terciario completo (32,7%), universitario completo (20,7%) y secundario completo (16,9%). En general, casados (49,3%) y secundariamente solteros (36,9%). La gran mayoría se desempeña en los ministerios: DGE (52,9%), Salud (15,7%) y Seguridad (10,2%).

La alta participación de maestros, policías y personal de salud atraviesa cualquier análisis cualitativo que pueda hacerse de la planta pública.

Un ejemplo sustantivo es la implementación de las salas de 4 años (y jardines nucleados) de forma obligatoria para la Provincia. Desde su implementación, se ha producido un aumento en el total de personal (maestras, personal de servicio, de infraestructura, etc.) vinculado con este desarrollo.

Por otra parte, dentro de estas tres áreas sensibles, la educación lleva la más alta participación (52,9%). Es decir que, de forma desagregada, la mayor participación es de educación. Si bien es alta la participación de seguridad y salud (10,2% para la primera área y 15,7% para la segunda), quedan muy retrasadas respecto de la participación del sector educativo.

De la misma manera, y teniendo en cuenta que de estas tres tareas, la que lleva la mayor parte es la de docencia (de cada 10 empleados, 5 están involucrados en el área de educación), se ve un alto componente de mujeres en la planta, con una distribución muy homogénea en el territorio provincial en relación con su lugar de residencia y con fuerte predominio de las edades de 31 y 45 años. Hay una fuerte tendencia en la equiparación entre la educación formal y el tipo de tarea realizada, en tanto que, para estas tres tareas que llevan el mayor peso, requieren de títulos específicos (nivel terciario completo para la docencia y la seguridad, y terciario y profesional para salud).

El informe final sobre el Censo 2013 está disponible en la web del Trabajador Público www.trabajadorpublico.mendoza.gov.ar