La Remonta: obras, cuidado del agua y precios diferenciados para productores locales

Economía marzo 15, 2017 11:06 am

El proyecto de desarrollo de la matriz productiva del Valle de Uco que lleva adelante el Gobierno fue explicado por Alejandro Gennari, autor del proyecto, el intendente de Tupungato Gustavo Soto, legisladores provinciales y concejales departamentales.

Alejandro Gennari, coordinador Ejecutivo de la Unidad para el Cambio Rural (UCAR), dependiente del Ministerio de Agroindustria de la Nación, dio explicaciones sobre el proyecto que busca vender hectáreas de La Remonta, una zona de montaña en Tunuyán.

Asistieron productores y fuerzas vivas de la zona del Valle de Uco, a quienes explicó que lo que se busca es reforzar la matriz productiva de la zona y de la provincia, poniendo en actividad agrícola todas las tierras que tienen derecho de riego en la zona de La Remonta.

Según el funcionario, abarcan cerca de 4.000 hectáreas los terrenos que saldrán a la venta por subasta pública, con un valor de entre 15 y 30 mil dólares la hectárea. En este punto, se aclaró que el proyecto contempla tres niveles de compradores: los locales-locales agrupados, los capitales nacionales y los extranjeros, con tasas, precios y condiciones diferentes, para asegurar que la zona no quede en manos sólo de empresas extranjeras y que los productores locales (algunos actuales arrendatarios) tengan también la posibilidad de comprar algunas parcelas.

Estos son terrenos del Estado nacional, específicamente del Ejército Argentino, que se pondrán en valor a través de las actividades agrícolas que allí se desarrollen, conservando los recursos naturales y cuidando el agua.

Mejoras para la zona

El proyecto plantea principalmente dotar de riego a nuevas parcelas y mejorar las áreas irrigadas existentes, aprovechando eficientemente las aguas del arroyo La Remonta y del canal Manzano, con infraestructura de riego moderna. También se abrirán caminos para desarrollar paseos rurales. Se planifica realizar una central hidroeléctrica que aumentará en gran medida la oferta eléctrica del Valle de Uco y se mejorará la planta de agua potable que abastece a Vista Flores y La Consulta.

Las obras hídricas que se realicen quedarán en manos del Departamento General de Irrigación y su construcción será solventada a través de créditos internacionales que terminarán abonando los privados que compren las tierras.

Obra pública

Específicamente y en relación con la obra pública que se realizará en el lugar, caminos, tendidos eléctricos y obras para aprovechamiento del agua (represas, impermeabilización de cauces), Gennari explicó que se harán a partir de créditos tomados en entidades bancarias, con bajas tasas de interés y solicitados en conjunto por el Estado y los inversores privados.

Según el funcionario, esta modalidad crediticia permite el acceso al crédito internacional y aunque la solicitud es realizada entre la parte estatal y privada, “los créditos deben ser pagados en su totalidad por la parte privada, quedando el Estado sin compromiso deudor”.

Para la gente

Sobre el resto del terreno, miles de hectáreas, el funcionario titular de la Unidad de Cambio Rural expresó: “Esas tierras hay que dejarlas para la gente, la comunidad y el turismo y hay que generar un desarrollo histórico y social de este lugar, que tiene un valor especial. Voy a tratar que a través de la Administración de Bienes del Estado, estas tierras complementen el proyecto con un área paisajística”. Además, dijo que los restantes miles de hectáreas son tierras que no tienen derecho a riego.

El campo, que actualmente está cerrado, se transformará en un predio abierto: habrá caminos donde todo el público podrá circular, con espacios destinados para el disfrute de la zona de la población en general. Y dentro del proyecto está considerado mejorar el patrimonio cultural e histórico.

Niveles de compradores

Sobre los principales reclamos de los pobladores y productores locales sobre la posesión final de estas tierras y la utilización del agua, se informó que hay tres niveles para comprar: los locales agrupados con una ventaja mucho mayor, las empresas que vienen sede en Argentina con otra ventaja y los extranjeros pagarán el precio pleno. “Esto es un proyecto de desarrollo en la zona, para generar mucho más empleo para todos los habitantes de la región a  través de la producción. Con el eje principal del cuidado del agua, usarla eficientemente y aumentando la productividad del agua”, señaló.

“Llevando adelante este proyecto, avanza la agricultura en el Valle de Uco, desestimando firmemente la minería, agregándole valor a la producción frutícola, hortícola y a los emprendimientos que se desarrollen sobre esta base”, informo Gennari.

Un trabajo que recién inicia

“Esto no empieza mañana. Hay una idea del proyecto de desarrollo y la decisión de hacerlo. Implica que primero van a participar todos. Es la primera idea y de aquí en más comienza la evaluación económica, social y ambiental del proyecto. Esto, con participación para todos a través de decenas de reuniones. Cualquier iniciativa que se haga va a contemplar un tiempo para los actuales arrendatarios y ayuda para que compren la tierra”, referenció Gennari.

Hasta marzo del año próximo se han propuesto evaluar las condiciones de las tierras implicadas y se dialogará con los arrendatarios que hoy ocupan parte de estos terrenos.

“El equipo de trabajo que llevará adelante el proyecto estará abierto a las opiniones de todos, desde los beneficiarios directos, los productores locales, los trabajadores locales, los que estén interesados en comprar, los que necesitan empleo, los operadores turísticos. Esto implica que también se respetarán los derechos de quienes actualmente están trabajando, tengan o no contrato, hasta que se encuentre una solución”, afirmó.

Remarcando ante los periodistas el compromiso de transparencia, Gennari dijo: “Vamos a ser absolutamente transparentes. Esto no se vende a un amigo, es licitación pública”.