Lucas Bernardi: “Montaña, vida tranquila y buena gastronomía, lo mejor de Mendoza”

entrevistas marzo 21, 2017 10:16 am

El entrenador de Godoy Cruz, oriundo de Rosario, resalta las bondades de vivir en el interior. En su tiempo libre o cuando recibe la visita de sus familiares o amigos, disfruta de Mendoza y de su otra pasión: el golf.

De Rosario al mundo y a una nueva vida. El fútbol llevó a Lucas Bernardi a recorrer numerosos países y a permanecer en Marsella y Mónaco durante varios años, pero hoy su lugar ideal es Mendoza. Una provincia que lo acoge como entrenador de Godoy Cruz y que también le brinda algunos placeres.

“La verdad es que lo paso muy bien. Mendoza es una ciudad hermosa y muy tranquila. Me siento cómodo y muy a gusto, yo la recomiendo para vivir. Me sorprendió gratamente”, expresa el hombre que desde enero se encuentra trabajando en el club e intenta llevar lo más alto posible al Tomba, tanto en el plano local como internacional.

El ex futbolista de la Lepra rosarina pasa gran parte del día enfocado en el equipo con entrenamientos, concentraciones, partidos y viajes, pero en su tiempo libre aprovecha al máximo para conocer nuestro territorio y visitar lugares tradicionales.

La gastronomía y los buenos vinos es algo que se permite sin dudar, solo, con amigos o cuando su familia lo visita. “Me encanta salir a cenar, la gastronomía es excelente y he conocido muy buenos restaurantes. Disfruto bastante en este aspecto y mi esposa e hijas también, cada vez que vienen a casa. Era algo que había perdido cuando jugaba al fútbol”, cuenta.

Aunque reconoce que le falta explorar otros puntos turísticos y hacerse un espacio para visitar  bodegas, aclara que el vino mendocino es una de sus debilidades. “No hace falta comer un asado para probar los vinos, he tomado de distintos tipos y me parecen de los mejores. Tengo pendiente hacer los caminos del vino, algo que muy pronto voy a cumplir”.

Lucas ha pasado por la vorágine y la enorme presión con la que convive el fútbol en algunas partes del país y acá encontró paz, paisajes imperdibles y su nueva pasión: el golf. “Voy una vez por semana a jugar, me desconecta de todo. Es increíble”, cuenta sobre uno de sus pasatiempos favoritos en Mendoza. Pero hay otros: subirse al auto y apreciar la belleza que brinda la montaña. “Conocí varios lugares como Potrerillos y Cacheuta, pero ahora voy por más”.

Se crió en Rosario, y Francia lo adoptó como jugador. El presente lo tiene con el sueño grande de conseguir objetivos importantes en Godoy Cruz y, para eso, necesita estar bien en todo aspecto. Mendoza le abrió las puertas y él lo siente así: “Me tratan muy bien, me encanta todo de la ciudad y lo disfruto plenamente. Tiene todo lo que uno necesita”.

Trayectoria como jugador y técnico

El rosarino se inició en Newell’s Old Boys de Rosario, donde debutó en 1998 y su vuelta al club se dio en 2009, para retirarse en 2014. En el medio pasó varios años en el fútbol francés, donde vistió las camisetas de Oyimpique de Marsella y del Mónaco. Como futbolista acumula dos títulos: con Mónaco de la Coupe de la Ligue (2003) y con Newell’s el Torneo Final de 2013. En la función de entrenador pasó por Newell’s y Arsenal, hasta recalar en Godoy Cruz.

Bernardi se dio el lujo de vestir la camiseta de la Selección Nacional. Jugó seis encuentros en el combinado argentino e integró el equipo que fue subcampeón de la Copa Confederación en 2005.