Marinelli presentó las nuevas reglas de juego para la asignación de aguas subterráneas en Mendoza

Irrigación julio 13, 2017 11:28 am

El titular de Irrigación firmó este miércoles dos resoluciones que representan un giro en la reglamentación que posibilita el otorgamiento de permisos para hacer perforaciones y obtener agua subterránea. Se trata de resoluciones que apuntan a tener, desde el 1 de enero del 2018, una reglamentación definitiva sobre la asignación de pozos.

Las áreas legales y técnicas de la Superintendencia de Irrigación han identificado una gran cantidad de trámites de solicitudes de permiso de perforación pendientes de ser resueltos, debido a los sucesivos cambios de reglamentación en todas las cuencas del territorio provincial. Además, esto ha envuelto a Irrigación en una litigiosidad judicial sin precedentes, lo que implica que hoy la tramitación de las solicitudes pendientes se encuentran en un virtual estado de emergencia.
De hecho, el Fiscal de Estado ha sugerido al DGI, a través del Honorable Tribunal Administrativo y la Superintendencia, revise sus propios reglamentos para adoptar una técnica armónica con las leyes 4035 y 4036.
En idéntico sentido la Suprema Corte de Justicia provincial ha advertido, de manera contundente a este Departamento, sobre la necesidad de respetar principios básicos como el régimen de prioridades, la prelación en el tiempo y la igualdad de trato a las solicitudes.
Por ello Marinelli firmó la primera Resolución, número 898/17, poniendo en marcha un plan que reordene el otorgamiento de permisos con una visión integral compatible con la Ley 4035 y que supere las limitaciones derivadas de formas, procedimientos y reglamentos que han demostrado carecer de la aptitud legal para resolver las situaciones de escasez planteadas y enfrentar los desafíos que impone una verdadera gestión integrada de los recursos hídricos.
Dicho plan prevé que a partir de la entrada en vigencia de la Resolución N° 898/17 de hoy, en el plazo de ciento ochenta (180) días queda suspendida la tramitación de toda solicitud pendiente de resolución en Áreas de Restricción, como así también se suspende por el mismo periodo la admisión a trámite de toda nueva solicitud de permiso de perforación para la extracción de aguas subterráneas en áreas declaradas de restricción para la construcción de perforaciones vigentes a la fecha en la Provincia de Mendoza.
Quedan exceptuados:
a) Solicitudes de permiso de perforación cuyo destino sea el abastecimiento poblacional; b) solicitudes presentadas por Inspecciones de Cauce que tenga por objeto aumentar dotación superficial insuficiente; c) trámites de permisos para reperforar en caso de pozos ya registrados y que se hayan salinizado o roto.
Por otra parte se instruye a las áreas técnicas y legales de Superintendencia para que en un plazo de 90 días realicen una revisión de todos los trámites administrativos y judicializados de solicitud de permiso de perforación en áreas de restricción pendientes de resolución, y elaboren un plan de posibles resoluciones de ellos, siguiendo exclusivamente las pautas de la Ley 4035 y el Informe sobre Planificación del Agua Subterránea realizado por la Secretaría de Gestión Hídrica.
A los fines de llevar acabo acabadamente esa revisión, se ha dispuesto emplazar a todos los que hayan iniciado trámites de solicitud de permiso de perforación para la extracción de agua subterránea en áreas de restricción a ratificar su voluntad de continuar con la tramitación de tales actuaciones.
Dicha ratificación deberá realizarse dentro del término de treinta (30) días corridos a partir de la publicación de la presente norma en el boletín oficial. Deberá ser efectuada por el interesado, en un formulario único que al efecto estará disponible en las Mesas de Entrada de las Subdelegaciones y de Sede Central.
La segunda Resolución firmada hoy por Marinelli es la N° 899/17, y constituye el primer paso dado por el DGI en base al Plan que fija la resolución anterior.
La 899 determina la reglamentación de cómo se tramitará la sustitución de una perforación cuando se encuentra rota o alterada, en una misma propiedad.
La palabra del Superintendente: 
 
Al respecto, Sergio Marinelli, comentó: “Hoy siguen vigentes un par de resoluciones, especialmente la Res. 164, que es la que permite el reemplazo de perforaciones, lo que ha dado lugar, o que se generara, un mercado negro, ilegal, de perforaciones donde todo aquél que quería hacer una nueva perforación, especialmente en las zonas con restricción, salía a comprar una perforación para cegarla y a cambio de eso poder hacer una nueva”.
“Yo, en lo personal, no comparto que el mercado maneje el tema del agua, hasta se me ocurre que esto tiene características de ilegalidad. Irrigación es quien tiene ese mandato constitucional y legal. Tiene la obligación de velar por estos recursos, manejarlos eficientemente y de dar esos permisos y concesiones, cuando estén las condiciones dadas desde el punto de vista ambiental como en cuanto a poder dar agua”, agregó el funcionario.
Además agregó: “A penas asumí encargue a las áreas legales y técnicas de Irrigación que hicieran un relevamiento, tanto de los expedientes que estaban en trámite, como de todo lo que teníamos a mano tanto en lo legal como en lo técnico.”
Respecto a la parte legal, explicó: “Hemos avanzado en un convenio, que firmamos y dimos a conocer, con la Universidad de Mendoza, donde se encuentran los especialistas en materia de derecho sobre los recursos hídricos, a los efectos de ayudarnos en esto. Surgió un primer producto, que nos ha posibilitado sacar estas dos resoluciones que hoy firmé: un régimen transitorio que durará seis meses, hasta que tengamos uno reglamentado, para resolver 234 expedientes, que desde 2011 están parados. No queremos resolverlos en el marco de esa resolución. Este régimen suspenderá esa resolución y volveremos a utilizar las leyes de agua subterránea, que son la 4035 y 4036, y la meta es obtener una nueva reglamentación, que permitirá en base a un sustento técnico sin discrecionalidad política y con publicidad de todos estos actos, con los que daremos transparencia y seriedad al proceso de hacer una perforación en Mendoza”.
“También estamos muy avanzados en lo técnico. Se tomaron todos los estudios disponibles y en base a ellos se hizo una propuesta de cómo se clasifican los acuíferos en Mendoza. Lo hemos consultado con otras instituciones especialistas como el INA y la idea es de aquí a diciembre tener más precisiones. Esto ya nos sirve para no tener tanta discrecionalidad y poder utilizar criterios técnicos al momento de resolver los expedientes que tenemos”, detalló Marinelli.
Consultado sobre el nivel de demanda de agua en Mendoza, Sergio Marinelli dijo: “Hoy tenemos una demanda hídrica de acuerdo al registro de las perforaciones existentes y tenemos una demanda futura de acuerdo a todos esos pedidos que hay. Sabemos cuál es el potencial de oferta que tenemos de acuerdo a las características de cada acuífero. Estamos en un plan de cegado de pozos y estamos en un plan de relevamiento de perforaciones en toda la provincia, en un convenio con INA. Lo importante es saber cuáles son los pozos que están en actividad. Vamos a cegar también los que incumplan con el pago. La limitación a cualquier acto que pretendan de esta gestión, están dadas por la Ley.”
Para finalizar, el gobernador del agua, aseguró: “Queremos que Mendoza se convierta en modelo en cuanto al agua subterránea, por ello seguiremos trabajando con convenios también con otras universidades de países que tienen avances tanto en lo técnico como en lo legal. Suponiendo que entre los expedientes que tenemos a resolver, hubiera uno que solicita perforación en un área donde el acuífero está comprometido por calidad o por cantidad, yo no voy a otorgar ningún permiso”.
Un plan de reordenamiento:
 
Por su parte, Marcela Andino, Directora Asuntos Jurídicos del DGI, comentó: “La resolución 898, que es la que ha firmado hoy el Superintendente viene a implementar un plan de reordenamiento. Un parar, revisar y resolver todo lo que está pendiente, para luego a partir del primero de enero posiblemente, con el nuevo reglamento, poder revisar si es necesario mantener las áreas donde hay restricción tal cual están vigente o a lo mejor es posible ir liberando zonas. En el plazo de 90 días tenemos que analizar el estado de los expedientes y ambas áreas, legales y técnicas, les recomendaremos al Superintendente distintas alternativas de solución”.
Rubén Villodas, director de Gestión Hídrica del DGI, subrayó: “Tenemos un mapa de zonificación de aguas subterráneas en donde vemos diez zonas clasificadas en cuanto a disponibilidad de agua, en función de las características geológicas del acuífero, de la calidad y del caudal del acuífero. Este mapa se ha hecho en función a los estudios existentes y la idea es seguir haciendo estudios para conocer los acuíferos, es una tarea y una inversión que hay que hacer muy importante”.