Marinelli: “Vamos a cambiar lo que generó un mercado negro en el otorgamiento de pozos”

Irrigación julio 7, 2017 12:22 pm

El titular de Irrigación impulsa derogar una resolución, y sacar una normativa definitiva y transparente, para el uso y aprovechamiento del agua subterránea. Sus declaraciones fueron en el marco de la firma de un convenio con la Universidad de Mendoza.

El mismo día que Sergio Marinelli asumió al frente de Irrigación anticipó que iría contra las resoluciones del propio organismo que años atrás posibilitaron “un mercado negro en el otorgamiento de pozos”. Y este miércoles a la noche dio un paso más en esa dirección al firmar un convenio con la Universidad de Mendoza para que asista al organismo técnica y legalmente.
Marinelli ya solicitó ante el Honorable Tribunal Administrativo (HTA) de Irrigación “derogar parcialmente la Resolución 548″ del 2012 de ese mismo órgano interno, y la Resolución 132 que un año más tarde la modificó.
“La semana que viene emitiremos distintas resoluciones sobre el otorgamiento de pozos y en 6 meses una normativa definitiva. Ya venimos trabajando con el Instituto del Agua y tenemos estudios y planos nuevos sobre los acuíferos, caracterizados según su situación para saber dónde se pueden permitir perforaciones, y dónde no”, explicó Marinelli.
“Queremos transparencia. No queremos discrecionalidad, como existió en otra época. Lo que generemos a partir de ahora será una ventana, para que se pueda ver con claridad qué se hace y cómo se hace”, remarcó Marinelli, después de rubricar el convenio con la Universidad.
¿Por qué esta universidad?
La firma del convenio se realizó en el Departamento General de Irrigación. Y en representación de la Universidad de Mendoza estuvieron su rector, Emilio Vázquez Viera; los vicerrectores Miguel Mathus Escorihuela y Eduardo Luna, junto a Nicolás González del Solar, titular de la cátedra de Derecho de Agua.
Durante el encuentro, Viera destacó: “Ya existía un convenio entre la Universidad e Irrigación, que se firmó en junio del 2012, cuando ni Marinelli ni yo estábamos al frente. Lo que estamos haciendo hoy es materializarlo”.
“Y ésto tiene un fundamento muy importante. Nuestra universidad es la única de Latinoamérica que tiene una cátedra de Derecho de Agua, y la única del medio en constar con un Instituto del Agua y del Ambiente. Es más, todos los investigadores del tema que hay, son profesores del Instituto”.