Más de 3.600 productores en emergencia accedieron al plan de sostenimiento de empleo

Agroindustria julio 31, 2016 5:36 am

La ayuda económica implica un desembolso superior a $26 millones. Todavía hay cupos disponibles.

Los productores mendocinos  afectados por inclemencias climáticas que iniciaron el trámite para percibir la ayuda económica, gestionada en mayo en el Ministerio de Trabajo de la Nación, comenzarán a recibir el beneficio de $1.800 a partir del próximo mes.
 
De los 3.653 beneficiarios, 1.475 son pequeños productores, 1.307 contratistas de viña, 374 son desempleados y 497 pertenecen a conserveras y productores con empleados a cargo.
 
Las mayores demandas se concentran en General Alvear (1.097 solicitudes), San Martín (675), San Rafael (513), Rivadavia (306), Junín (281), Santa Rosa (193) y en el resto son menos de 100 los damnificados inscriptos, incluso en La Paz se presentaron sólo dos solicitudes.
 
El beneficio de $1.800 se entrega durante cuatro meses y está disponible para contratistas de viña, pequeños productores, productores de hasta 20 hectáreas con empleados, conserveras con hasta 30 trabajadores a cargo que vieron afectado más del 50% de la cosecha a causa de helada, granizo o lluvias y para los que, por esta misma razón, perdieron su fuente de trabajo.
 
Para esto, el Gobierno desembolsará un total $26.301.600, que llegará de forma directa a los 3.653 damnificados que solicitaron el plan.
 
Esta ayuda se suma a otras acciones que viene llevado adelante el Estado provincial para paliar la crisis agropecuaria devenida de un año con inclemencias climáticas intensas. Así, por primera vez, se declaró la emergencia por lluvias y 1.500 productores afectados presentaron carpetas para evaluación de daños.
 
En tanto, desde el ministerio también se gestiona una partida de $12,5 millones para destinar a productores que están en emergencia pero no forman parte del Fondo Solidario Agrícola. Hay que recordar que hace poco más de un mes los productores recibieron $21 millones por daños de la primera parte del mencionado fondo y que a fines de agosto se abonará la segunda parte, por casi $30 millones más.
 
Además, está en vías de resolución una deuda que quedó pendiente de la gestión anterior, por un crédito para cosecha y acarreo que afecta a más de 4.500 viticultores mendocinos y asciende a unos $23 millones.