Mendoza intensifica obras para mejorar la seguridad vial

Economía junio 15, 2017 11:56 am

A través de la Dirección Provincial de Vialidad, el Gobierno de Mendoza comenzó con los trabajos de recomposición y mantenimiento del sistema de iluminación de las rutas nacionales 7 y 40, los dos principales ejes viales que atraviesan el territorio mendocino.

Volver a contar con rutas perfectamente iluminadas y por lo tanto aportar seguridad a cientos de kilómetros esenciales para los usuarios de Mendoza y la región son los objetivos principales de la obra que está en marcha.
 
“En cada una de las intervenciones que estamos desarrollando en Mendoza está presente el componente de la seguridad vial. Tanto en la repavimentación de distintas arterias, en los trabajos de señalización y demarcación, como en las obras de iluminación. En este caso en particular, los trabajos comprenden la recomposición de distintos tramos del tendido eléctrico de dos de los principales ejes viales de Mendoza: la Ruta Nacional 7 y la Ruta Nacional 40”, indicó Oscar Sandes, administrador general de la Dirección Provincial de Vialidad.
 
En la Ruta 7, la obra comprende el tramo que se extiende desde el límite con la provincia de San Luis hasta el límite con Chile, mientras que en la Ruta 40, el tramo que está siendo intervenido se extiende desde Jocolí, en Lavalle, hasta la localidad de Pareditas, en San Carlos.
 
En una primera etapa, los trabajos están abocados a recomponer el sistema lumínico del tramo que se extiende desde el Aeropuerto El Plumerillo hasta el ingreso a Luján de Cuyo, y desde la intersección de las rutas 7 y 40 (rotonda de la Virgen) hasta Rodeo del Medio, Guaymallén.
 
Desde Vialidad Provincial se informó que a través de convenios alcanzados con la Dirección Nacional de Vialidad y la coordinación regional del organismo nacional, una vez finalizada esta etapa, cuyo avance de obra es del 80%, los trabajos se extenderán en paralelo con una serie de obras de mejoramiento en los canteros centrales y en los laterales. A ello se sumarán controles de pesos y dimensiones con el fin de preservar la seguridad vial y la vida útil de los pavimentos.
 
Desde el punto de vista técnico, la obra comprende la reparación de los tableros de comando, la recomposición de columnas y el reacondicionamiento general del sistema, lo cual implica que todas las luminarias en los tramos mencionados funcionen sin inconvenientes
“Contar con un sistema de iluminación en óptimas condiciones en las rutas más transitadas de Mendoza es una forma de volver a jerarquizar esos ejes y al mismo tiempo implica atenuar el vandalismo en muchos sectores. Como todos sabemos, los espacios públicos bien mantenidos e iluminados dejan de ser territorio favorable a la delincuencia”, subrayó el titular de la entidad vial.