Mendoza se prepara para debatir una nueva Ley de Coparticipación Federal

Gobernación diciembre 21, 2016 4:53 pm

“Queremos que tenga el más amplio consenso social, económico y político”, indicó el Gobernador. El mandatario anunció que la Provincia comenzó a trabajar en la conformación de equipos técnicos que representarán a Mendoza en las reuniones que se realizarán a nivel nacional para debatir el proyecto. Audios.

El Gobernador Alfredo Cornejo y el ministro de Hacienda y Finanzas, Martín Kerchner, convocaron esta mañana a una mesa de trabajo para tratar el tema “Nueva Ley de Coparticipación Federal, el futuro de los mendocinos”. “La iniciativa surgió luego de que el Gobierno nacional, por instrucción del Presidente Mauricio Macri, decidió tratar de llegar al 2019 con un nuevo proyecto de ley, o una ley, si todo sale bien, de Coparticipación Federal”, explicó Cornejo.

El objetivo del encuentro fue comenzar a trabajar en la conformación de un equipo de trabajo provincial que representará a Mendoza –cada provincia tendrá su propia comisión– en las reuniones que se realizarán a nivel nacional para debatir el proyecto. “El primer trimestre del año que viene nos va a citar el Gobierno nacional para dar inicio a las etapas de análisis y así comenzar a tener los consensos técnicos, sociales y políticos de esta nueva ley. Estamos armando esta nueva mesa que me acompañará en esos encuentros. La idea es armar una mesa de mendocinos con la suficiente masa crítica para encarar el proceso que comenzará el año que viene”, detalló Kerchner.

“Para eso iniciamos hoy discusiones y la constitución de comisiones técnicas que van a ir aportando sus ideas y proyectos. Vamos a evaluar cómo la Nación nos puede dar más recursos para preparar nuestra argumentación., aunque tenemos un argumento fuerte, que es la distribución per cápita, en donde Mendoza y Buenos Aires somos los más perjudicados. Por eso tenemos que ir buscando los argumentos que nos sirvan para hacer una propuesta sólida”, sostuvo Cornejo.

Para el Gobernador, es necesario conseguir un amplio consenso, “que no sea sólo la propuesta del gobierno de turno. Porque probablemente los beneficios de una Ley de Coparticipación no los va a ver el gobierno que yo presido, sino los futuros gobiernos y, por lo tanto, queremos que tenga el más amplio consenso social, económico y político”.

En este sentido, el mandatario subrayó: “Hemos contado con asesoramiento del Consejo Federal de Inversiones (CFI), con asesoramiento local de economistas, contadores y especialistas mendocinos que estudian hace años la Ley de Coparticipación nacional. Pero queremos, además, una participación plena de los principales dirigentes, empresarios, políticos, sindicalistas y dirigentes sociales. Nosotros queremos tener no sólo legitimidad y apoyo social sino también apoyo político. Un gobierno puede ser fuerte o débil según el apoyo político que recibe de la oposición”.

Además, señaló que “la Coparticipación ha quedado absolutamente injusta, desequilibrada. Hay provincias con muchísimos menos habitantes que Mendoza que reciben casi el doble que nosotros. Hay provincias que son insostenibles sin el apoyo nacional”.

“Creo que podemos llegar a buen puerto porque es un proceso que se va a encarar de manera distinta. Siempre ha sido desde el foro legislativo o de quien está gobernando bajando alternativas o desde las provincias individualmente sugiriendo proyectos. Una Ley de Coparticipación requiere el acuerdo de todas las jurisdicciones de la nación, de las 24 provincias, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y de la Nación. Además, la ley debe ser aprobada por unanimidad. Creo que puede haber por lo menos un muy fuerte intento de tener un proyecto de ley”, puntualizó Kerchner.

El ministro de Hacienda planteó la necesidad de que la distribución de los recursos entre el Estado nacional, las provincias y la CABA respete los lineamientos establecidos por la Constitución Nacional: ser equitativa y ser solidaria. Remontándose a la historia, explicó que desde la reforma de 1994 no hubo muchos proyectos de Ley de Coparticipación y que los existentes no fueron resultado de un trabajo conjunto y consensuado.

“La estrategia del Gobierno federal ha sido acumular recursos para distribuirlos de manera discrecional, dando como resultado desequilibrios verticales entre la Nación y las provincias y fuertes desequilibrios horizontales entre las provincias”, declaró Kerchner . Y agregó: “Es por esto que la nueva Ley de Coparticipación que se plantee debe ser resultado del trabajo en equipo, de acuerdos previos y con la participación consensuada de todos. Además, debe estar basada en criterios objetivos y con una metodología clara”.

Asimismo, explicó las causas que han perjudicado a Mendoza en los últimos años: las transferencias de los servicios educativos de la Nación a las provincias; el cumplimiento del Pacto Fiscal II;  la financiación de distintas obras estratégicas que han sido financiadas por la Provincia, como el Dique Potrerillos y el embalse Valle Grande; la Promoción Industrial y la transferencia de coparticipación per cápita, en la que Mendoza recibe la mitad que San Juan y San Luis, sus competidores directos.

“Todos sabemos que cada provincia va a tener su visión y me parece que es importante que empecemos a pensar qué es lo que no podemos dejar de defender como mendocinos. Esto va a definir el futuro de los mendocinos de los próximos 40 años o más”, finalizó Kerchner.

La reunión se realizó en el Hotel Potrerillos y asistieron además el ministro de Economía, Infraestructura y Energía, Enrique Vaquié; el fiscal de Estado, Fernando Simón; legisladores provinciales, representantes de los municipios, entidades económicas y cámaras empresariales, del Consejo Tributario y de las universidades. También concurrieron periodistas especializados de medios de comunicación locales.