Nueva capacitación en RCP en el Instituto Provincial de Juegos y Casinos

Para revalorizar la importancia en el conocimiento y manejo de técnicas en reanimación cardiopulmonar (RCP), el Instituto de Juegos y Casinos vuelve a capacitar al personal.

Desde la instalación de los desfibriladores externos automáticos (DEA) en las salas de juego, las capacitaciones en el manejo de los equipos y en reanimación cardiopulmonar (RCP) se realizan con más frecuencia. La meta es profundizar y perfeccionar las habilidades para actuar en ante un caso extremo.

Los desfibriladores automáticos externos están ubicados en la sala del Casino Central y en la sala del Casino de San Martín, que por sus características en cuanto a su afluencia de público fueron adquiridos por el Instituto Provincial de Juegos y Casinos (IPJyC) en setiembre del año pasado. Son equipos totalmente automatizados que pueden ser utilizados por cualquier persona.

Esta vez, las capacitaciones fueron totalmente prácticas, dictadas y asistidas por Alejandro Saracco y Nelson Fredes. Ambos médicos trabajan comprometidos en la enseñanza de técnicas de RCP. Estas maniobras son fundamentales para ayudar a una persona aquejada por un paro cardíaco.

El doctor Saracco comentó sobre los pasos a seguir ante una situación de riesgo: “En primer lugar, reconocer que la zona sea segura, para que el rescatista no sufra ningún inconveniente, evaluar y estimular al paciente para poder determinar los pasos a seguir. Es decir, si la persona, no respira o no responde, se debe activar el sistema de emergencia local y solicitar un DEA. Ahí es donde se deben comenzar a hacer compresiones torácicas fuertes y rápidas, hasta que lleguen el desfibrilador o la ambulancia”.

“Las compresiones en el pecho se realizan con las manos en el centro del pecho del paciente, el talón de la mano sobre el esternó. La compresión debe ser fuerte y rápida de 100 a 120 compresiones por minuto, con una profundidad de 5 a 6 centímetros. Esto debe hacerse hasta que lleguen el desfibrilador o la ambulancia”.