Pablo Camogli y su enfoque de la historia independentista argentina

Cultura junio 8, 2017 11:05 am

El periodista y licenciado en Historia presentó su libro “Pueblo y guerra”. Historia social de la guerra de la independencia. Fue ayer a la tarde en la Sala Elina Alba de la Secretaría de Cultura. 

Con un enfoque original y actualizado, luego de años de investigación y con una sólida formación académica, el autor toma en cuenta los múltiples aspectos socioeconómicos, políticos y culturales de las batallas libradas para alcanzar la independencia.

Diversos componentes como la movilización política y militar de los pueblos originarios y la población del período colonial, las relaciones entre las élites y los sectores populares, la participación de las mujeres y muchos temas más se reúnen para ofrecer una visión integral de los procesos históricos que dieron origen a la Argentina.

Según manifiesta el propio autor, “este libro es el fruto de mis libros anteriores, donde fui trabajando mucho la temática de la guerra de la independencia y la época revolucionaria, pero siempre desde una perspectiva más bélica o militar. A medida que iba haciendo investigaciones se iba ampliando un poco el foco en las cuestiones más políticas, sociales, económicas y que terminan de decantar en este libro, en donde el tema sigue siendo la guerra de la independencia, pero ahora el enfoque está puesto fuera del campo de batalla, en todo lo que tiene que ver con las movilizaciones que genera la guerra, el reclutamiento de los soldados, el origen de esos soldado, el sostenimiento de esos ejércitos y todo el esfuerzo económico que le demanda a la sociedad en su conjunto”.

Este libro recopila todo un proceso de investigación que estuvo, en un principio, anclado en los campos de batalla, pero que después se fue corriendo de ese lugar. Muestra todas las tensiones políticas y sociales que emergen con la revolución de la independencia y los conflictos que empiezan a aparecer en esa Argentina naciente, mucho de los cuales van a tener continuidad en todo el siglo XIX.

Fuentes y documentos

Con respecto a las fuentes utilizadas y al análisis de los documentos que permitieron desentrañar gran parte de la historia, Camogli afirmó: “La investigación se centra en fuentes primarias fundamentalmente, que son las cartas, documentos de la época, las crónicas, las memorias y autobiografías. Además, hay que entender que muchas veces esas fuentes que fueron analizadas desde una perspectiva bélica, pero visto con otros ojos, nos pueden estar dando información sobre otros aspectos de la vida cotidiana, el nivel tecnológico, sobre el funcionamiento de la economía, las tensiones políticas y el origen social de las tropas. Hay también muchos documentos vinculados a los expedientes judiciales que arrojan mucha información sobre las tensiones que emergen de la guerra como un fenómeno omnipresente. Es decir, las fuentes son las mismas, lo que estamos haciendo es mirar esos documentos con otros ojos para extraer toda la información posible”.

Pablo Camogli nació en Misiones, pero su formación como profesor y licenciado en Historia la realizó en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNCuyo de nuestra provincia. A partir de esa experiencia, cuenta: “Yo viví seis años en Mendoza y eso me permitió estar en contacto con toda la historia sanmartiniana. De hecho, escribí un libro sobre el Cruce de los Andes. Evidentemente, la temática sanmartiniana es un eje central en todas mis investigaciones y tiene un capítulo especial en este libro, que es sobre el ‘Plan Sargentón’, que era la forma en que denominaba San Martín a lo que estaba realizando como Gobernador de la provincia y como jefe del Ejército de los Andes”.

Ideas independentistas

Pero una de las miradas más importantes de esta obra está puesta sobre el origen de las ideas independentistas, que para el autor tiene “dos vertientes y es lo que yo vengo planteando en mis últimos libros y en este sigo ratificando esa teoría. Una es que estas ideas liberales de tipo moderna que surgen en Europa y que empiezan a llegar a través de las élites dirigentes, que son las que tiene el monopolio de la lectoescritura y que era una herramienta de un selecto grupo, lo utilizaban a su favor evidentemente. Pero también hay toda una tradición revolucionaria y guerrera en vastos sectores de la población en tiempos coloniales, fundamentalmente los pueblos originarios, ya sean del mundo andino o la región guaranítica, en donde hay antecedentes revolucionarios cincuenta, sesenta o treinta años antes de la crisis monárquica y de la caída del rey de España”.

En este libro, el autor invita a “entender que la revolución no es solamente los objetivos liberales y modernos que tenía la élite dirigente de Buenos Aires. Sino que la revolución puede estar representada en diversos intereses. Cuando empezamos a ver cómo fue el accionar de los pueblos originarios del mundo andino, de los esclavos, de los criollos y de los campesinos. Empezamos a ver que había otros intereses que, por ejemplo, la propiedad privada o el libre comercio con Gran Bretaña, no era interés para todos, sino para ciertos sectores y es ahí cuando empiezan a surgir las tensiones que, casi en simultáneo con la guerra de la independencia, generan la guerra civil”.

Para finalizar, afirmó: “Lo que creo es que hay personajes como San Martín, Castelli, Artigas o Güemes, que si bien eran miembros de la élite, pudieron establecer una especie de vínculo entre esas dos tensiones revolucionarias, una más nativa y otra más moderna y europea, que confluyen en estos personajes que son los que llevan adelante los procesos de transformación más importantes en el marco de la revolución”.