Ahora

Continúa la suspensión de las clases en Luján y Valle de Uco

Por años de deterioro, se cayó una escultura del Fader

Cultura febrero 6, 2017 5:38 pm

En la tarde del domingo, la réplica de la escultura “Doriforo”, de Policleto, se desplomó, tras años de deterioro. La Secretaría de Cultura iniciará la recuperación de todas las obras de los jardines del Museo Provincial de Bellas Artes.

Ante el aviso del personal de seguridad del Fader, Noelia Santino, jefa de asesores de gabinete de la Secretaría de Cultura de la provincia, se hizo presente, junto a la restauradora Cristina Sonego, para verificar el daño en la obra.

Tras analizar material fotográfico de principios de los 80, se pudo constatar que ya en aquella época la obra presentaba fisuras, por las que se habría filtrado, durante años, el agua de lluvia, lo que habría dañado el interior de la pieza. Las tormentas y los cambios de temperatura del pasado fin de semana habrían provocado la caída de la escultura.

Inmediatamente, se realizó un trabajo de ordenamiento, clasificación y guardado de cada pieza, para su futura restauración. Cada tarea realizada consta en un acta, además de la documentación fotográfica correspondiente.

Santino destacó que esta obra, como el resto de las piezas que se encuentran en el museo a cielo abierto de los jardines del Fader y algunas que, hace años, han sufrido la misma suerte que la réplica de Doriforo, entrarán en el proyecto de recuperación del Museo Provincial de Bellas Artes. Mientras tanto, se guardarán las obras, para evitar que continúe el daño, producto de los años de deterioro y falta de mantenimiento.

La obra

La réplica de Doriforo, de Policleto, llegó a Mendoza en la década del 40, cuando era director del Museo Provincial de Bellas Artes Emiliano Guiñazú Casa de Fader el profesor Julio Suárez Marzal. Mide 2,10 por 0,79 metros y estaba en el sector sur del jardín delantero.

La obra original que inspiró la réplica de los jardines del Fader fue una destacada escultura de Policleto, realizada entre los años 450 y 440 a.C. De esta obra se conservan varias copias de época romana en mármol, del original en bronce.