Presentaron el libro sobre el Hospital Carlos Pereyra

Salud junio 4, 2017 7:00 am

La obra reconstruye una parte de la historia del hospital y trata sobre la Salud Mental en Mendoza, a través de datos bibliográficos y narraciones en primera persona de más de quince profesionales que fueron parte de la institución. Fue declarado de interés provincial por la Legislatura de Mendoza y de interés municipal por Guaymallén.

Con la ausencia de su autora, la médica Nilda Astorga, por su reciente fallecimiento, en un emotivo encuentro en el hospital Universitario y ante 400 personas, se presentó el libro Tras los muros: Historias del Hospital Carlos Pereyra y la Salud Mental en Mendoza.

La obra, realizada por la médica psiquiatra, junto a la licenciada en trabajo social Juanita Castillo, es el único documento más completo que existe hasta el momento de la recuperación de la historia del viejo Hospital Neuropsiquiátrico Provincial, después llamado Carlos Pereyra. Fue declarado de interés provincial por la Legislatura de Mendoza y de interés municipal por la Municipalidad de Guaymallén.

Las autoras rescatan una parte de la historia de la Salud Mental de Mendoza, a través de algunos hechos y anécdotas. “Son recuerdos que no quisimos que se perdieran, porque forman parte de nosotros mismos y de nuestra provincia”, manifestó Castillo.

La obra posee datos bibliográficos, pero su mayor fortaleza está en la reconstrucción de la historia oral del pasado del hospital, a través de distintas voces. Se propone generar acercamiento al lector con narraciones en primera persona de más de 15 profesionales que fueron parte de la institución. Tiene como eje de construcción la interdisciplina, representada por la diversidad de especialidades y experiencias de sus participantes. Asimismo, la oralidad, más que ser utilizada como técnica para la reconstrucción de datos, está planteada como un espacio de confluencia interdisciplinaria.

En el  texto se hace una reseña histórica de los recursos académicos en Mendoza y las estructuras hospitalarias para la Salud Mental, y luego se mete de lleno en el Hospital Carlos Pereyra para contar cómo se conformaron sus distintas áreas. Además, intercala historias de los espacios, anécdotas de pacientes y da cuenta de las marcadas diferencias ideológicas por las que atravesó la Salud Mental, signadas por un cambio de paradigma que les restaba hegemonía a los médicos como únicos “dueños” de la enfermedad mental.

Con el retorno de la democracia, a nivel nacional se impulsó fuertemente la interdisciplina y, en Mendoza, Nilda Astorga, a cargo de la Dirección del Hospital Carlos Pereyra, fue quien creó la primera Residencia Interdisciplinaria en Salud Mental del país, colocando en tren de igualdad a los psiquiatras, a los psicólogos y a los trabajadores sociales. En este libro, también se otorga una mención especial a la creación de este ámbito.

Por su parte, Verónica Góngora, coordinadora del libro, respecto del título expresó: “La fortaleza está puesta en la palabra vida, porque a pesar de que existe un muro de distancia social respecto del enfermo mental, en cada sitio donde haya un abordaje, también existe una gran experiencia vital que atraviesa a todos los que intervienen. Además, porque la doctora Astorga estaba convencida de que siempre debe focalizarse en los aspectos saludables del paciente”. Este libro, además, lleva en su tapa una obra del reconocido artista plástico Luis Quesada.

La directora de Salud Mental, Elizabeth Liberal, subrayó: “Destaco  la lucha que sostuvo la doctora Astorga en su tarea de derribar muros y colocar a las personas con enfermedades allí donde estuvieran integradas socialmente. Y en esto también estamos todos comprometidos”. En la misma dirección, la médica Mónica Raviolo, ex directora del Hospital Carlos Pereyra y actual jefa del Área de Rehabilitación, dijo: “Nosotros sentimos que nos hemos comprometido con nuestra vida laboral, que ya es más que un trabajo”.

Finalmente, la hija de Astorga, Marcela Ojeda, sostuvo que para su madre este libro fue “muy importante, porque en él quedaría documentada parte de la historia y al mismo tiempo abre camino para que otros la sigan escribiendo”.

El libro puede adquirirse en Mi librería, en España 1927 de Ciudad.

Acerca de las autoras

Nilda Astorga, médica psiquiatra, fue una importante hacedora en la Salud Mental de Mendoza. Desde la década del 60 formó parte del equipo del Hospital Carlos Pereyra, primero como médica de guardia, luego como jefa de servicio y más tarde como directora. Fue directora de Salud Mental y la creadora de la primera Residencia Interdisciplinaria en Salud Mental del país, que desde entonces funciona en el Hospital Carlos Pereyra. Ejerció como psiquiatra en instituciones públicas y privadas de la provincia y ha sido considerada como una de las principales maestras de generaciones de psiquiatras mendocinos.

Por su parte, la coautora,  Juanita Castillo, también formó parte del equipo del hospital desde 1965 hasta su jubilación. Fue la primera jefa que tuvo el Servicio Social, cargo que desempeñó desde 1967 hasta 1994, año de su retiro.