Ahora

Se suspenden las clases en Potrerillos, Uspallata y alta montaña

Primeros fríos: controlar la calefacción en el hogar

Seguridad abril 14, 2017 12:35 pm

Defensa Civil recomienda usar artefactos de calefacción adecuados y ventilación permanente en los ambientes para evitar las intoxicaciones con monóxido de carbono (CO). Además, controlar estufas y calentadores con gasistas matriculados.

Debido a que el invierno se acerca y la temperatura comenzó a bajar, es necesario encender la calefacción en el hogar, por lo que Defensa Civil da algunas recomendaciones para evitar la intoxicación con monóxido de carbono (CO).

  • Verificar los artefactos e instalaciones por un gasista matriculado.
  • Las hornallas y el horno no son adecuados para calentar los ambientes.

El monóxido de carbono puede producirse cuando el gas (natural o de garrafa), el querosene, leña, alcohol o cualquier sustancia orgánica se quema de forma incompleta y no hay ventilación en la habitación.

Este monóxido se combina con la hemoglobina de la sangre (con una afinidad 250 veces mayor que con el oxígeno) y forman la carboxihemoglobina, la cual no puede transportar oxígeno a las células y provoca disminución de oxígeno (hipoxia) en los tejidos.

Causas que generan el monóxido de carbono (CO)

  • Insuficiente ventilación del ambiente en donde hay una combustión.
  • Instalación de artefactos en lugares inadecuados.
  • Mal estado de los conductos de evacuación de los gases de la combustión, desacoplados, deteriorados o mal instalados.
  • Quemador de gas con la entrada de aire primario reducida.
  • Acumulación de hollín u otro material en el quemador.

Señales

Hay algunas señales que pueden hacer sospechar la presencia del CO en el ambiente, como:

  • Llama de color amarilla o naranja en lugar de la azul normal. Esto es producto del carbono libre en estado de incandescencia.
  • Aparición de manchas, suciedad o decoloración de los artefactos, en sus conductos de evacuación o alrededor de ellos.

La mayor parte de los accidentes se producen en invierno, ya que, ante las bajas temperaturas, las personas tienden a recluirse en un ambiente y mantener cerradas todas las aberturas que en verano están abiertas (puertas y ventanas).

Prevención

Para evitar accidentes, la instalación de los artefactos debe cumplir con las condiciones de ubicación, ventilación y evacuación de gases producto de la combustión conforme a Reglamentaciones Técnicas Vigentes (NAG-200, Disposiciones y Normas Mínimas para la ejecución de instalaciones domiciliarias de gas). Es por eso que siempre debe ser realizada y controlada por un gasista matriculado.

Antes de encender el artefacto, hacerle un mantenimiento por un gasista matriculado.

¿Qué hacer frente a una intoxicación?

Ante la sospecha de intoxicación por monóxido de carbono, retire a los afectados del ambiente contaminado hasta un lugar donde puedan respirar aire limpio y fresco, además de llamar al médico de inmediato.

Si es posible, procure abrir puertas y ventanas, así como apagar la fuente emisora de monóxido de carbono.

Tipos de intoxicacion y síntomas

La absorción del monóxido de carbono y los síntomas resultantes dependen directamente de la concentración en el aire respirado, el tiempo de exposición y el grado de actividad de la persona.

El monóxido de carbono provoca dos tipos de intoxicación: la aguda, provocada por altas concentraciones, es mortal y no produce síntomas de advertencia significativa.

Y la crónica, que produce

  • sueño acumulativo
  • fuertes dolores de cabeza
  • náuseas
  • vómitos
  • zumbido en los oídos
  • impotencia muscular y somnolencia, pudiéndose confundir con un estado gripal o mala ingesta de alimentos.

La inhalación prolongada aumenta la somnolencia y provoca parálisis en los músculos del tórax, extremidades y laríngeos, lo que impide pedir ayuda. Sobreviene luego el desvanecimiento y más tarde puede producirse la muerte.


NOTICIAS RELACIONADAS

Seguridad Miércoles 21 junio, 2017

Sigue funcionando con éxito las líneas para denunciar la venta de droga

El Ministerio de Seguridad cuenta con el 080-0800-37642 y el 4233233 para recibir información sobre la comercialización de estupefacientes.