Recomendaciones para volver a clases

DGE marzo 6, 2017 12:23 pm

El comienzo del ciclo lectivo es una buena oportunidad para controlar la salud de niños y adolescentes. Tener las  vacunas al día, alimentación nutritiva, actividad física y normas básicas de higiene contribuyen a un óptimo rendimiento escolar.

El Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deporte, cargo de Claudia Najul, aconseja a los padres algunas medidas a tener en cuenta para tener un inicio de clases saludable.

Recomienda que los chicos tengan las vacunas al día, que se realicen los chequeos oftalmológicos y odontológicos de rutina. Además, incorporar hábitos de vida saludables, como una adecuada alimentación, realizar actividad física y el constante acompañamiento familiar para afrontar el año lectivo.

Controles médicos

Se aconseja a los papás llevar a los niños al pediatra al menos una vez al año, aun cuando no exista ningún problema aparente. También es necesaria una visita al oftalmólogo y al dentista para prevenir o resolver alguna dificultad, para evitar inconvenientes mayores a futuro.

Vacunas en edad escolar

Es también de vital importancia tener las vacunas al día, para protegerlos de muchas enfermedades que pueden ser graves. Con las vacunas se preserva la salud de la familia y de la comunidad.

El Calendario Nacional de Vacunación incluye vacunas para todas las edades, gratuitas y obligatorias y disponibles en todos los hospitales y centros de salud de la Provincia.

Si tienen entre 5 y 6 años (ingreso escolar), debe recibir las siguientes vacunas:

– Vacuna c Polio: para prevenir la poliomielitis.
– Vacuna c Triple viral: para prevenir el sarampión, la rubéola y las paperas.
– Vacuna c Triple bacteriana: para prevenir la difteria, el tétanos y la tos convulsa.

Los preadolescentes son una población vulnerable a enfermedades prevenibles e incluso pueden ser reservorios para la transmisión de enfermedades a niños pequeños. Esto genera la necesidad de reforzar, iniciar o completar esquemas de vacunación.

A los 11 años debe aplicarse:

– Vacuna m Triple bacteriana acelular: para prevenir difteria, tétanos y tos convulsa.
– Vacuna m Vacuna contra el meningococo para prevenir la meningitis y la sepsis. Es una dosis única, desde enero de 2017.
– Vacuna m Vacuna contra el VPH: para prevenir el cáncer de cuello uterino y otras enfermedades relacionadas al VPH. El esquema es de dos dosis separadas al menos por 6 meses para niñas y niños (a partir de enero de 2017).
– Vacuna m Hepatitis B:  para prevenir la hepatitis B. Deben completar o iniciar el esquema.
– Vacuna m Triple viral: para prevenir el sarampión, la rubeóla y las paperas. Deben completar o iniciar el esquema.

Alimentación saludable

Una alimentación saludable es la que le aporta a los niños todos los nutrientes esenciales y la energía que necesitan para crecer y mantenerse sanos. Además, favorecen el desarrollo y  rendimiento escolar. Si los chicos, antes de ir a la escuela, desayunan o almuerzan bien, estarán más atentos y aprenderán mejor.

El desayuno es la primera comida del día y la más importante. Se les debe ofrecer una taza de leche o yogur, acompañado de pan con queso o dulce y de ser posible, frutas y cereales.

Es importante que se pueda incluir algunos de estos alimentos en las comidas de cada día:
* Frutas y verduras de todo tipo y color, lácteos (leche, yogur, quesos).
* Carnes rojas y blancas (siempre retirando la grasa visible) y variedad de cereales y legumbres.
* Agua segura frecuentemente, para que se mantengan bien hidratados.

Es necesario tener en cuenta que existen ciertos alimentos y bebidas que no son aconsejables para que los niños los consuman con mucha frecuencia, como fiambres, hamburguesas industriales, salchichas y otros embutidos, bebidas azucaradas, jugos artificiales, productos salados  tipo copetín: papas fritas de bolsa, chizitos, palitos; alimentos fritos todos los días (se pueden dar frituras hasta dos veces por semana) y golosinas en general.

Otra cuestión a tener en cuenta es brindarles meriendas saludables, como ensalada de verduras con arroz, legumbres, choclo, papa, atún al natural, pollo en trozos, huevo o queso blando; tartas o empanadas de verduras, choclo o pollo; sándwich con queso, pollo o carne fría, lechuga, tomate, zanahoria rallada, pepino u otras verduras; bocaditos de acelga o espinaca con pollo, tortillas de verduras, frutas.

Actividad física

Realizada diariamente, es fundamental para que los chicos crezcan más fuertes y con menos riesgos para su salud. Al mantenerse activos, se logra tener músculos y huesos más fuertes, menor probabilidad de sobrepeso y diabetes, presión arterial y niveles de colesterol más bajos.

Descanso

Un buen descanso ayuda mucho a que los chicos estén más atentos y aprendan mejor. Es importante que se acuesten temprano y duerman entre 8 y 10 horas diarias. El descanso es fundamental para su salud.

Mochilas livianas

Evitar que lleven cargas pesadas sobre sus espaldas. Es conveniente que coloquen en sus mochilas sólo lo necesario. El peso de la mochila no tiene que superar el 15% del peso del niño y debe ser colocada de ambas correas para distribuir bien la carga.

Conversar con los niños algunas normas de seguridad vial. Para ir o volver de la escuela a pie, es importante que utilicen puentes peatonales y crucen por las zonas de seguridad y evitar lugares desconocidos o peligrosos. Si el recorrido es en auto, los chicos deben viajar en el asiento trasero, con cinturón de seguridad colocado.

Normas de higiene

Reforzar durante todo el año los hábitos de higiene, como el lavado frecuente de manos con agua y jabón antes de comer y después de ir al baño, el cepillado de dientes, el baño frecuente y el control de la pediculosis. Se deben tener cuidados especiales debido a que en esta época es más frecuente la aparición de piojos y liendres.

Pediculosis

Los piojos son un problema frecuente en los niños y las niñas de edad escolar. Si el niño se rasca la cabeza, puede ser que tenga pediculosis. Por eso se aconseja revisar la cabeza diariamente y pasar el peine fino.

Si se detectan piojos en un niño o adulto, es muy importante no utilizar sustancias peligrosas (como kerosén, insecticidas órgano-fosforados, etc.). Estos elementos pueden ser extremadamente tóxicos. Lo ideal es la consulta con el pediatra o dermatólogo para que indique el tratamiento más adecuado para eliminar tanto a la población adulta de piojos como a su cría (huevos y larvas).

Debido a que los piojos, en un ambiente adecuado de humedad y temperatura, viven 48 horas, se aconseja:

-Lavar la ropa usada en el día con agua caliente (guardapolvo, bufanda, camisas, etc.).
-Pasar aspiradora en sillones, asientos de auto.
-Cambiar la ropa de cama y lavarla con agua caliente.
-Lavar los juguetes de uso diario.
-Lavar con agua caliente los peines y cepillo de uso diario.

Para disminuir la probabilidad de reinfección, es necesario revisar diariamente la cabeza de los niños y pasando el peine fino de metal. Evitar compartir elementos que están en contacto con el pelo (hebillas, peines, vinchas, almohadas, abrigos). La aplicación de vinagre sobre el cuero cabelludo no es tóxica y puede ser de utilidad, ya que ayuda al desprendimiento de las liendres.