Salud adhiere al Día Internacional de la Hipertensión Arterial

Salud mayo 16, 2016 12:46 pm

El objetivo es crear conciencia sobre esta enfermedad y fomentar los estilos de vida saludables para prevenirla.

El Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes, con motivo de celebrarse el 17 de mayo el Día Internacional de la Hipertensión Arterial, promueve la incorporación de hábitos saludables y los controles periódicos.

La hipertensión arterial es considerada un factor de riesgo que puede producir complicaciones cardiovasculares importantes. Por ello, en el marco del Día Mundial de la Hipertensión, que tiene lugar cada 17 de mayo, la cartera sanitaria insta a chequear la presión arterial para prevenir infartos y accidentes cerebrovasculares.

El objetivo de la celebración es concientizar a la población sobre por qué es importante prevenir la presión arterial alta y cómo evitar que esta afecte la calidad de vida.

La hipertensión arterial es una enfermedad denominada silenciosa, ya que no presenta síntomas específicos que hagan suponer su presencia, por ello es muy importante controlarla.

Se puede prevenir o puede ser pospuesta a través de un grupo de intervenciones preventivas, entre las que se destacan la disminución del consumo de sal, una dieta rica en frutas y verduras, el ejercicio físico y el mantenimiento de un peso corporal saludable.

En Mendoza, la prevalencia de la hipertensión arterial es de 30,2% de la población adulta según la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, de 2013. Durante la realización de la Asamblea Mundial de la Salud, en 2013, la OMS fijó como objetivo reducir la prevalencia en 25% para 2025, poniendo énfasis en una mayor atención al control de esta enfermedad.

Un factor de riesgo

La hipertensión es el principal factor de riesgo para sufrir enfermedad cardiovascular. Cada año ocurren 1,6 millones de muertes por enfermedades cardiovasculares en la región de las Américas, de las cuales alrededor de medio millón son personas menores de 70 años, considerándose estas muertes prematuras y evitables.

Afecta entre el 20 y el 40% de la población adulta de la región y significa que en las Américas alrededor de 250 millones de personas padecen presión alta, según datos de la organizacion internacional.