Salud Mental: apoyo integral a personas que pasaron por situaciones traumáticas

Salud mayo 19, 2017 5:07 pm

El Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes, a través de la Dirección de Salud Mental y Adicciones, desarrolla una tarea interdisciplinaria y mancomunada para ayudar a las personas que atraviesan una situación traumática, como en los casos del Instituto Próvolo y el accidente de Tur-Bus.

La Dirección de Salud Mental tiene un estricto protocolo de abordaje integral de las víctimas de situaciones traumáticas y de sus familiares. En las acciones previstas en el protocolo, intervienen profesionales de varias disciplinas.

En el caso de los hechos ocurridos en el Instituto Próvolo, se establecieron políticas de carácter interministerial, junto a la Dirección General de Escuelas y el Ministerio de Seguridad, para garantizar el acompañamiento permanente del Estado a las víctimas y sus familias. “Siempre trabajamos con la víctima y la familia para abordar no sólo al sujeto sino también a su contexto social”, afirmó la directora de Salud Mental, Elizabeth Liberal.

El equipo interdisciplinario que trabaja en este tipo de casos está conformado por psicólogos, trabajadores sociales y psiquiatras. En el plan de contingencia y la estrategia de trabajo intervienen organismos de distintos ministerios, como Contingencia Social, Asistencia a la Víctima, Defensoría del paciente y hospitales, entre otros. En todos los casos se trabaja con la familia y el efector público más cercano al domicilio de la víctima.

En el caso de las víctimas del Instituto Próvolo, el equipo sumó a intérpretes en  lenguaje de señas. Cuando las víctimas son menores de edad, participan en el abordaje los técnicos y profesionales del Programa de Protección de Maltrato Infantil. Si las víctimas son de otras provincias o países, generalmente se requiere la intervención de los organismos pertinentes del lugar de origen. En el caso de la tragedia de Tur-Bus, se concretaron acciones con la embajada y el gobierno de Chile.

“En estos momentos difíciles, primero sólo hay que escuchar, contener y comprender. Luego, desde lo concreto, hay que ayudar desde la atención médica, alimentación y, con un constante asesoramiento permanente, el Estado busca una presencia física y social”, destacó la jefa del Programa Protección de Maltrato Infantil, Silvina Mollo.

La Dirección de Salud Mental y Adicciones del Ministerio de Salud, en línea con lo que postula la Organización Mundial de la Salud (OMS), redobla esfuerzos para derribar los preconceptos y los estigmas que suelen atravesar las personas con problemas de salud mental. Esto implica llevar adelante diversas acciones desde la salud pública para enfrentar las múltiples y complejas causas propician estos tipos de eventualidades traumáticas.

En cuanto al trabajo de la Dirección de Salud Mental, Elizabeth Liberal manifestó: “No es que uno trate de solamente consolar el dolor en la pérdida, tenemos un equipo de contingencia que nos marca las pautas para acompañar a las familias, desde la dirección el trabajo es continuo para toda víctima o familiar que lo necesite”.