Se reactivó el Servicio del Quemado en San Rafael

Salud julio 29, 2016 1:00 pm

Se refaccionaron las salas para cumplir con los estándares de aislamiento necesarios y se instaló un sistema de poleas para levantar y trasladar a los pacientes quemados.

El ministro de Salud, Desarrollo Social y Deportes, Rubén Giacchi, junto al director del hospital Teodoro Schestakow, Luis Vergani, y Abel Freindemberg, director regional de la Zona Sur, pusieron en funcionamiento el Servicio del Quemado del centro asistencial.

El servicio fue inaugurado en 2013 pero comenzó a funcionar plenamente esta semana, cuando ingresó una mujer adulta con quemaduras graves. Esta paciente fue la primera que se internó en la sala ubicada en el tercer piso del Schestakow. De esta forma quedó habilitada efectivamente la sala de internación para adultos del servicio.

Este sector comienza así a brindar la atención adecuada, ya que se han refaccionado las salas, permitiendo cumplir con los estándares de aislamiento que necesitan las personas con este tipo de afecciones.

Durante el acto, Giacchi destacó que el ministerio trabaja diariamente para mejorar las condiciones de atención sanitaria de la región y apuesta por mejorar el Hospital Schestakow, que es muy importante por el lugar donde está ubicado, ya que atiende a todo el Sur mendocino.

El titular de Salud puntualizó: “Estamos trabajando mucho en este hospital para que sea nuevamente de alta complejidad, como fue tiempo atrás. Y hoy es un avance inaugurando este servicio, con dos cirujano plásticos que van a estar a cargo, además de cinco enfermeros”.

Además, expresó: “La inauguración de este servicio del quemado es trascendente, ya que trasladar un paciente a Mendoza es bastante complicado, dado que sufren el paciente y la familia y, a veces, se pierde la oportunidad terapéutica en el momento adecuado”.

Giacchi declaró que la idea es ir avanzando en la complejidad del servicio para poder atender todas las patologías y no tener que trasladar a ningún paciente a Mendoza.

El servicio se ubica al final de uno de los pasillos del tercer piso del Schestakow y cuenta con dos salas, una con tres camas de internación y la otra con una batea especial para lavado de los pacientes, además de la sala de enfermería. Además, se montó un sistema de rieles y poleas para levantar a las personas internadas y transportarlas entre ambas salas por el pasillo que las une.