Un total de 1000 personas asistieron a las clases de cocina de Agroindustria

Agroindustria noviembre 30, 2014 6:12 pm

El programa forma parte de las acciones que desarrolla la cartera para poner en valor e incentivar el consumo de productos mendocinos. El último encuentro de la edición 2014 propuso alternativas para la cena de Año Nuevo.

Crepes multicolores con verduras, carne rellena con guarnición agridulce de damascos y una brochette de melón con crema de oporto, fue la propuesta con la que se cerró las clases de cocina que realiza durante todo el año el Ministerio de Agroindustria y Tecnología, con el objetivo de poner en valor la preparación de platos ricos, a base de ingredientes que se producen en Mendoza.

En total se realizaron 15 capacitaciones públicas y gratuitas en súper e hipermercados del gran Mendoza. Las mismas estuvieron a cargo de los Centros para Capacitación y Trabajo (CCT) que prepararon más de 50 platos con la presencia en total de casi 1.000 personas.

Numeroso público, clima de fiesta, una excelente propuesta gastronómica para la cena de Año Nuevo y numerosos regalos, entre ellos, melones lavallinos obsequiados por ese departamento, budines, panes dulces y vinos del programa Pequeños Bodegueros, caracterizaron el cierre de las clases públicas de cocina que tuvo lugar en el VEA del Shopping.

La última presentación la realizó el CCT 6-202 de San José, Guaymallén con un menú que se destacó tanto por el sabor como por la presentación. Estuvo a cargo de las profesoras Analía Antonucci y Vanina Rizzo e incluyó crepes multicolores con verduras, carne rellena con guarnición agridulce de damascos y una brochette de melón con crema de oporto.

La nutricionista Fátima Ghazoul, del Departamento de Educación para la Salud, acompañó la explicación de las docentes y aportó el asesoramiento nutricional. Al igual que en el resto de las clases, Agroindustria hizo entrega de folletería y recetarios para que los asistentes pudieran realizar las comidas en casa.

“Excelente la iniciativa” precisó Celia de Gómez, una participante de la ultima capacitación que recibió recetarios y un melón de obsequio. “Es la segunda vez que venimos, aprendemos sobre nuestros productos y los beneficios que tiene para nuestra salud consumirlos, además pasamos un buen momento”, destacaron Francisco y Olga Maturano, un matrimonio entusiasmado por la propuesta.

Por su parte Bibiana Rosas, directora del CCT coincidió con las titulares de otros centros de capacitación en la utilidad que tiene para los alumnos efectuar presentaciones públicas. “Es importante que pierdan el miedo a hablar  frente a otras personas y explicar lo que hacen, esto les va a ayudar en su vida profesional” agregó.

Para el 2015 Agroindustria prevé la continuación de este ciclo, enriqueciéndolo con aportes de los actores participantes y extendiéndolo al resto de la Provincia.