Vacaciones de invierno: lo que hay que saber antes manejar por las rutas del país

Servicios Públicos julio 8, 2017 3:28 pm

Situaciones con escenarios de lluvia, nieve o hielo en la calzada son habituales en esta época del año en diferentes destinos turísticos. Aspectos indispensables para preparar el viaje y poner el auto en condiciones.

Empiezan las vacaciones de invierno y miles de mendocinos planifican salir en familia en sus vehículos, para recorrer la provincia o pasear por diferentes destinos geográficos a lo largo y ancho de la Argentina o cruzar a Chile.

Durante el invierno hay que tomar mayores recaudos antes de salir a las rutas, especialmente poniendo en condiciones los vehículos y equipándolos para enfrentar posibles escenarios como neblina, lluvia, nieve y hasta hielo en la calzada en zona de montaña.

Por eso desde la Unidad Ejecutiva de Seguridad Vial, dependiente de la Secretaría de Servicios Públicos de Mendoza, señalan algunos puntos fundamentales para tener en cuenta, según la recomendación de expertos locales, nacionales y de la Federación Internacional del Automóvil.

Antes de salir

– Chequear el estado del vehículo, ya sea propio, prestado o incluso alquilado a una empresa.

– Controlar los niveles de aceite, agua, líquido de frenos, estado de escobillas y limpiaparabrisas.

– Comprobar el correcto funcionamiento de las luces.

– Verificar la presencia y condiciones de matafuegos, balizas triangulares, criquet, llave cruz y chaleco reflectivo.

– Chequear la presión de inflado de los neumáticos de acuerdo a lo que indica el manual del fabricante.

– Si viajan menores de 12 años, ubicarlos siempre en el asiento trasero y con butacas homologadas de acuerdo a su peso, edad y altura. Recordar que el lugar más seguro para transportar a los niños es en la butaca trasera central, en segunda instancia en el asiento trasero derecho.

Ruta con niebla

– Circular con las luces bajas, de posición. En el caso de contar con luces antiniebla, recordar encenderlas.

– Disminuir la velocidad gradualmente y aumentar la distancia con los demás vehículos.

– No encender las luces altas, dado que provocan deslumbramiento y un acortamiento del campo visual.

– Evitar adelantamientos y sobrepasos a otros vehículos.

– Si la niebla es muy espesa, abandonar la calzada y detenerse en un lugar seguro hasta que las condiciones climáticas mejoren.

– No estacionarse ni parar sobre la banquina o la calzada.

Escenario con lluvia, nieve o hielo

– Circular con cadenas en los neumáticos o neumáticos de invierno (caso de nieve o hielo).

– Aumentar las distancias de seguridad con otros vehículos y reducir la velocidad.

–  Evitar giros, aceleraciones y frenadas bruscas.

–  En lo posible, utilizar el freno motor y caja para frenar, siempre con las ruedas rectas, y sin exceso.

– No acelerar ni frenar en las curvas.

– Recordar que en estas situaciones es necesario prestar mayor atención al camino debido a que la baja adherencia es un factor determinante para evitar cualquier accidente.